Archivo de Público
Domingo, 13 de Julio de 2008

Catalunya tardará años en expropiar para alquilar

GLORIA AYUSO ·13/07/2008 - 20:53h

La vivienda en alquiler sigue inaccesible en Barcelona donde, a la vez, hay, al menos, unos 25.000 pisos vacíos, según el catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona, Antón Costas. La legislación catalana prevé realizar expropiaciones temporales a los propietarios de pisos que estén permanentemente vacíos en zonas de gran demanda, pero las asociaciones en favor al derecho a la vivienda critican que estas medidas no se pondrán en práctica, si es que lo hacen, hasta dentro de varios años.

La nueva Ley de la Vivienda, en vigor desde abril, describe una vivienda vacía como la que permanece desocupada durante un plazo superior a dos años sin causa justificada, entendiendo como justificación un traslado por motivos de trabajo o un cambio de domicilio por situación de dependencia. La ley incluye medidas para animar a los propietarios a alquilar sus pisos vacíos, como la garantía del cobro de las rentas y la reparación de desperfectos, y subvenciones para la rehabilitación de una vivienda que después se alquile.

En una zona de gran demanda de vivienda, la Administración podrá empezar a tramitar una expropiación forzosa temporal si el propietario no ha accedido a ninguna de las sugerencias para alquilar. La expropiación puede realizarse dos años después de su notificación, y en un plazo no mayor a seis. El propietario cobrará el alquiler, al que se restarán los gastos invertidos en la gestión y posibles obras de mejora. La demanda de vivienda se conocerá a través del registro de solicitantes de vivienda protegida que realizará la Generalitat.

Críticas

La palabra expropiación levantó muchas ampollas, aunque, al final, salió adelante. Pero entidades como la asociación V de Vivienda critican que, para que empiece a materializarse, pasará tiempo: dos años para que un piso se declare vacío y otros dos de expedientes, sin contar los recursos que realice el propietario.

"En Dinamarca u Holanda un ayuntamiento puede, en seis meses, dirigirse al propietario de un piso vacío", señala Paco Belmonte, de V de Vivienda, que añade que la ley "debería priorizar la expropiación de aquellos con más número de propiedades".