Archivo de Público
Domingo, 13 de Julio de 2008

Detenido el jefe de la Policía y dos guardias civiles en una localidad madrileña por narcotráfico

La operación ha terminado con 18 personas de diversas nacionalidades arrestadas por su presunto vínculo con el tráfico de estupefacientes

AGENCIAS / PÚBLICO.ES ·13/07/2008 - 17:21h

 

Cuando aún están recientes los supuestos casos de corrupción policial descubiertos en Coslada, otra localidad madrileña, El Molar, ha vuelto a ser protagonista por la presunta relación de su jefe de Policía con un delito, en este caso con el tráfico de estupefacientes. Fue detenido junto a dos guardias civiles y otras 15 personas de diversas nacionalidades en el marco de una operación desarrollada el sábado de noche y que llevarán previsiblemente al jefe policial a prestar declaración ante el juez mañana.

La secretaria de Organización Territorial del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, dio los detalles de este supuesto entramado, que actualmente se encuentra "bajo secreto de sumario y en fase de instrucción", pero que de momento ya ha vuelto a poner en el punto de mira a la Policía Local en la Comunidad de Madrid.

Según explicó la dirigente popular, hacia las 23.00 horas del sábado fue arrestado en su domicilio el jefe de la Policía Local, Tomás Felipe Boto, a quien las autoridades trasladaron al cuartel de la Guardia Civil de San Agustín de Guadalix, a la espera de que mañana preste declaración en los juzgados de Alcobendas.

A falta de conocer los delitos exactos que se le imputan, lo único que se sabe "es que podría haber un delito de tráfico estupefacientes y algún otro más", informó Cifuentes, en referencia a una persona que entró a trabajar hace 13 años en la Policía de El Molar, "una persona del pueblo relativamente joven".

Sin embargo, a tenor de las declaraciones de los vecinos, no goza de muy buena reputación en la localidad, ya que han llegado a declarar de Boto que "se sabía que era una persona rara y conflictiva", a quien se veía "bebiendo y con comportamientos raros". Asimismo, estas fuentes también señalaron que "todo el mundo sabía" que en el pueblo existía "trapicheo" y que "la Guardia Civil estaba implicada".

El ‘caso de Coslada' se repite

Cifuentes ofreció la colaboración del partido y del Ayuntamiento, actualmente gobernado por el popular Emilio de Frutos, y "si hay algún funcionario que se demuestra que está implicado" se adoptarán "medidas" al respecto. "Nosotros somos los más interesados en que se aclare el tema, y nos alegramos de que, si hay un problema de narcotráfico con policías implicados, se sepa y se pueda erradicar", añadió, aunque pidió tranquilidad hasta conocerse más detalles del caso.

La dirigente del PP reconoció que "con lo que ha pasado últimamente", en referencia a las supuestas corruptelas destapadas en Coslada, "este tipo de cosas hace un flaco favor a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

Precisamente para que no vuelvan a repetirse casos de este tipo, el diputado regional y portavoz de IU en la Comisión de Presidencia e Interior, Miguel Reneses, pidió hoy una nueva Ley de Coordinación de Policías Locales, algo, a su parecer, "de suma urgencia". Para Reneses, la responsabilidad recae en el Ejecutivo regional, "especialista en echar balones fuera".