Archivo de Público
Domingo, 13 de Julio de 2008

Zapatero ofrece su compromiso a Colombia

José Luis Rodríguez Zapatero se ha reunido con Ingrid Betancourt en París

ANA PARDO DE VERA ·13/07/2008 - 15:12h


La expresión del deseo de reunirse con José Luis Rodríguez Zapatero y agradecerle la contribución de España a las negociaciones para intentar liberar a los secuestrados de la FARC, entre ellos, Ingrid Betancourt, se hizo realidad este domingo para la francocolombiana en la Embajada española de París. Allí, decenas de periodistas se agolparon en los jardines del caserón de la Avenue Georges V, para recoger el instante en el que el presidente del Gobierno comenzó su charla privada con la ex rehén más famosa del mundo.

Extremadamente delgada, aunque con vigor y contundencia en sus respuestas, la excandidata presidencial dejó entrever una sonrisa cómplice cuando Zapatero reafirmó en la rueda de prensa posterior la “satisfacción y alegría de los españoles” por su liberación.

El presidente del Gobierno recordó que, para España, la imagen del “helicóptero quedará en el recuerdo de las buenas noticias”. Por su parte, Betancourt explicó su insistencia por este encuentro con Zapatero como una forma de “sentirme en familia, mi familia, la de todos los latinoamericanos”. El Jefe de Gobierno trasladó a la francocolombiana su invitación personal para visitar España en donde, dijo, será “bienvenida”.

Zapatero también reafirmó su “compromiso” para continuar colaborando en lograr la libertad del resto de secuestrados por las FARC y en ayudar a conseguir en Colombia “el fin de la violencia, de los abusos, del narcotráfico, de la corrupción y de los secuestros”.

Dudas con Francia

Respecto al operativo de rescate de los 15 rehenes de las FARC, fuentes diplomáticas aseguraron a Público que ni España ni Francia ni Suiza –el grupo negociador– tuvieron conocimiento alguno de las maniobras diseñadas por Bogotá. Ahora, tanto España como Suiza, tienen dudas sobre el nuevo papel mediador de Francia para liberar al resto de secuestrados ya que la franco-colombiana era el verdadero interés de París.

Cuestionado por las declaraciones del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, en las que apuesta por una negociación directa con las FARC sin mediación internacional, Zapatero se limitó a señalar que España “siempre ha estado y estará a lo que él considere más conveniente”. El presidente español también recalcó que “Uribe cuenta con el apoyo de mi país”.

Por su parte, Betancourt defendió al mandatario colombiano cuando se le recordó que la amplia popularidad actual de Uribe procede de su espectacular rescate en un momento en el que se encontraba acorralado por la Corte Suprema de Justicia por comprar votos para su reelección en 2006. “Es justo el beneficio político”, respondió y, añadió, que “los colombianos tienen la capacidad para juzgar por sí mismos”. De hecho, fue muy taxativa al sentenciar este asunto: “a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”.

Zapatero mostró su sorpresa ante una pregunta referente a un hipotético papel de España para acoger guerrilleros de las FARC como condición del proceso de negociaciones por el canje de presos por rehenes. Negó “que haya previsiones” en esta dirección.

Con idéntica contundencia, Ingrid Betancourt rechazó conocer vinculación alguna entre ETA y sus secuestradores, ya que ella sólo tuvo contacto con miembros de segundo y tercer nivel de las FARC y, que aunque hubiese tenido relaciones con la cúpula guerrillera, “tampoco me habrían contado nada”, explicó.

La frenética jornada de ayer de Ingrid Betancourt también la llevó a encontrarse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien mostró su disposición a “realizar todos los esfuerzos necesarios para lograr la liberación del resto de rehenes”. Eso sí, dejó claro que cualquier movimiento se hará “si el presidente Uribe lo pide”. Esta reunión fue aprovechada por Ban para anunciar el “Primer foro de apoyo de los rehenes del terrorismo”. Será en otoño.