Archivo de Público
Domingo, 13 de Julio de 2008

Blanco acusa al PP de crear alarma con la economía para "justificar recortes sociales"

El vicesecretario general del Partido Socialista clausuró el congreso del PSOE andaluz 

AGENCIAS ·13/07/2008 - 14:09h

 

José Blanco, vicesecretario general del PSOE se ha referido hoy a la reunión que mantendrán José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy para asegurar que "será la primera oportunidad que tiene Mariano para demostrar que se separa de Rajoy, será la primera oportunidad de ver si Mariano tiene sentido de Estado en vez de buscar siempre la confrontación, será la primera oportunidad de observar si Mariano apuseta por la unidad de los democrátas frente al terrorismo en vez de buscar la división, será en definitiva el momento de saber si Mariano de verdad apuesta por el diálogo o sencillamente sigue apostando por la crispación".

El dirigente socialista, que ha intervenido en la clausura del XI Congreso del PSOE andaluz, que ha reelegido a Manuel Chaves por quinta vez consecutiva como secretario general, ha comenzado su intervención diciendo que no sabía si hablar en gallego o en castellano porque "me siento igual de español".

Blanco ha reprochado al PP que en su último congreso haya dado su "decimosexto" giro al centro para luego "enseñar la patita" de ser un partido "viejo y antisocial", y le ha acusado de crear "alarma social para justificar" los recortes sociales.

Críticas y respuestas 

Tras respaldar que Chaves se presente en 2012 como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, ha contestado a la críticas del líder popular, Marino Rajoy, al 37 Congreso Federal del PSOE.

"Nosotros no damos volantazos ideológicos como ha hecho el PP"

"Nosotros no damos volantazos ideológicos como ha hecho el PP en su último congreso nacional, en el que ha dado su decimosexto giro al centro para luego enseñar la patita de un partido viejo y antisocial", ha dicho Blanco.

Por otro lado, el vicesecretario general criticó duramente al partido de la oposición a quien calificó de "antiguo, antisocial y antifeminista".