Archivo de Público
Sábado, 12 de Julio de 2008

Siria y Líbano iniciarán relaciones diplomáticas

Sarkozy se apunta este logro en la víspera de su cumbre mediterránea. Beirut y Damasco anuncian la apertura de embajadas por primera vez en más de 60 años

ANDRES PÉREZ ·12/07/2008 - 22:00h

AFP - Numerosos empleados se apresuraban ayer en dar los últimos toques al Grand Palais de París en el que hoy nacerá la Unión por el Mediterráneo.

Siria y Líbano anunciaron ayer en París que establecerán relaciones diplomáticas y abrirán embajadas en sus respectivas capitales por primera vez desde su independencia hace más de 60 años.

Un primer tanto que se apuntó el presidente francés, Nicolas Sarkozy la víspera de la cumbre en la que hoy deberá ver la luz su proyecto de Unión por el Mediterráneo (UPM). Sarkozy fue el encargado de anunciar este suceso que calificó de "histórico" en una rueda de prensa en la capital francesa junto a los presidentes de Siria, Bachar al Asad;Líbano, Michel Suleimán, y el emir de Qatar, jeque Hamad Bin Jalifa al Zani.

El mismo al Asad confirmó poco después "el intercambio de embajadas" y resaltó el apoyo de su país a lanormalización del Líbano. Los dos países, según expliclaron fuentes diplomáticas, resaltaron su voluntad de trabajar rápidamente y que los plazos para la apertura de las legaciones diplomáticas podrían estar finalizados para la visita de Sarkozy a Siria, anunciada también ayer, que tendrá lugar a mediadosde septiembre.

Maratón diplomático

La noticia sobre la normalización de las relaciones sirio libanesas llegó tras el maratón diplomático que llevó a cabo el presidente francés ayer. Una serie de reuniones apoyadas por el emir de Qatar,que también preside el Consejo de Cooperación del Golfo, que al final le dieron la oportunidad de apuntarse este tanto.

Un buen comienzo para el que se prevé que sea el momento estelar de la presidencia de Sarkozy. Con la UPM, el presidente francés pretendía en realidad dar carpetazo al Proceso de Barcelona. No lo logró. Las presiones de la Unión Europea, fundamentalmente de Alemania y España, lograron enderezar este proyecto de forma que se quedara en una segunda fase de la integración euromediterránea que se inició en la capital catalana.

La UPM hereda las tensiones que han lastrado el Proceso de Barcelona. Algunas se han hecho ya evidentes. Muammar Gadafi, el líder libio, calificó el miércoles a la UPM de "humillación" para los países del sur.

Quizá la invitación del presidente francés no ha gustado al líder libio, pero lo cierto es que ha funcionado con otros. Más de 40 jefes de Estado o de Gobierno, entre ellos Abdelaziz Bouteflika, Ehud Olmert,Mahmoud Abbas y José Luis Rodríguez Zapatero, se concentran este domingo en la capital francesa.

Esta Unión fue diseñada en 2007, cuando el presidente confiaba en su consejero especial predilecto, Henri Guaino, que fue el padre de la idea.La UPM propone como novedad los proyectos concretos gestionados por varios países. Entre ellos, destacan la descontaminación del Mediterráneo, un plan de electricidad solar y una agencia de desarrollo de las pymes.

Pero el proyecto francés no es tan novedoso como parece. Diplomáticos de Bruselas cuentan que, si el proyecto ha prosperado, ha sido gracias a las ideas antiguas que vienen de Barcelona.