Archivo de Público
Domingo, 13 de Julio de 2008

Atrapado por la EPO

Los médicos del ciclismo, preocupados por el caso de Beltrán, que protagoniza su primer positivo a los 37 años. Los expertos consideran que el dopaje crea una dependencia psíquica en el deportista.

 

IGNACIO ROMO ·13/07/2008 - 08:00h

Afp - Manolo Beltrán, el pasado 5 de julio, durante el control de dopaje en el que su muestra A de orina iba a generar un positivo por EPO.

Los expertos están de acuerdo en que la EPO genera dependencia. Como si se tratara de una sustancia con efectos mágicos sobre el rendimiento de los deportistas, los médicos del ciclismo reconocen que la eritropoyetina nombre completo de esta hormona termina creando una necesidad continuada en aquellos que la han utilizado en el pasado.

El doctor Fernando Novella, responsable de la lucha contra el dopaje de la Federación Española de Ciclismo, considera que la dependencia se encontraría, sobre todo, en la parte mental. Más que una adicción física a la sustancia en sí, lo que sí puede existir es una dependencia mental del ciclista por el aumento de rendimiento que produce la EPO.

El doctor Novella se ha mostrado sorprendido por el positivo de Beltrán. La realidad es que a mi me sorprende cualquier caso de dopaje. Me asombra que un deportista, sea quien sea, recurra al uso de sustancias prohibidas. Estoy totalmente en contra del dopaje y todos los casos son preocupantes, aunque me preocuparía más que hubiera sido un ciclista joven.

Otro médico del ciclismo consultado por Público, que prefirió quedar en el anonimato, está de acuerdo con latesis de la adicción y la dependencia. Lo que sucede es que la vieja guardia del ciclismo no se adapta a los nuevos tiempos. Y lo triste es que estoy seguro de que Beltrán se ha inyectado dosis bajísimas de EPO. El problema es que los que han usado esta sustancia en el pasado y han experimentado las mejoras que generaen el rendimiento, se hacen adictos a ella.

Un último médico, recientemente retirado del mundo del ciclismo, que tambiénquiso preservar su privacidad, reconoció que el caso de Beltrán le ha sorprendido.Pensaba que la EPO estaba olvidada. Ahora se detecta perfectamente y es absurdo jugar con este riesgo. Creo que hay ciclistas que están manejando plazos: se inyectan EPO y calculan el periodos. Es jugar con fuego,pero con la EPO ... ¡las piernas duelen menos!.