Archivo de Público
Sábado, 12 de Julio de 2008

Irán ya tiene objetivos si es atacado por EEUU

Un portavoz del Gobierno de Teherán dice que son capaces de atacar "32 bases estadounidenses y el corazón de Israel"

EFE ·12/07/2008 - 18:00h

Irán atacará "32 bases estadounidenses y el corazón de Israel" en caso de ser agredido militarmente, afirmó un alto responsable de la República Islámica citado el sábado por la agencia informativa semioficial Fars. "Si Estados Unidos o Israel disparan proyectiles o misiles contra nuestro país, las fuerzas armadas iraníes tomarán por blanco el corazón de Israel y 32 bases estadounidenses en la zona, antes de que el polvo de ese ataque (en contra de Irán) se haya disipado", dijo Mojtaba Zolnoor, asesor del ayatolá Alí Jamenei, guía supremo de la revolución iraní.

Estados Unidos e Israel no descartan atacar a Irán si fracasa la vía diplomática para desactivar el programa nuclear de este país, porque temen que persigue fines militares. Previamente, el portavoz del gobierno iraní, Gholam Hossein Elham, ya había calificado de "locura" un eventual ataque de Estados Unidos o Israel. "No creo que ese tipo de locura o absurdidad vaya a prevalecer o que sea posible militarmente", dijo.

Los países occidentales temen que el programa nuclear iraní, objeto de un duro pulso diplomático desde hace años, esconda en realidad pretensiones militares.

Misiles pintados 

La tensión entre Irán y Estados Unidos e Israel subió de nuevo esta semana después de que Teherán anunciara que había ensayado varios misiles, uno de los cuales, el Shahab-3, sería capaz de alcanzar territorio hebreo, según las fuentes militares iraníes.

Teherán anunció el viernes que su negociador jefe para temar nucleares, Said Jalili, se reunirá el 19 de julio en Ginebra con el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, para continuar las negociaciones sobre una propuesta del grupo de seis grandes potencias implicadas en la resolución del tema nuclear iraní: Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania.

Irán había presentado por su parte a mediados de mayo a Solana propuestas para resolver "las grandes dificultades mundiales", en particular "la utilización pacífica de la energía nuclear".