Archivo de Público
Domingo, 4 de Noviembre de 2007

Los soldados turcos liberados hoy por el PKK llegaron a Turquía, dice la televisión

EFE ·04/11/2007 - 09:09h

EFE - El presidente regional del Kurdistán, Fuad Hussein, da una rueda de prensa en Erbil (Irak) hoy.

Los ocho soldados turcos liberados por el ilegal PKK kurdo tras su secuestro hace dos semanas llegaron hoy a la ciudad de Diyarbakir, en el sureste de Turquía, informó la cadena de noticias CNNTürk, citando a la agencia "Cihan".

Los uniformados turcos, que fueron entregados hoy a la administración autónoma kurda en la ciudad de Erbil, en el norte de Irak, pudieron hablar por teléfono con sus familiares tras llegar al aeropuerto de Diyarbakir, agregó "Cihan".

Ante la creciente presión de Turquía, de EEUU, del gobierno iraquí y también del ejecutivo autónomo kurdo en el norte de Irak, el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) puso hoy en libertad a los soldados turcos que había secuestrado en una emboscada en el sureste de Turquía el pasado 21 de octubre.

Los militares fueron entregados a las autoridades autónomas kurdas en Erbil, a las 05.00 GMT en presencia de dos diputados turcos del pro-kurdo Partido de Sociedad Democrática.

Uno de ellos, Osman Ozcelik, confirmó a los medios turcos que "el estado de salud (de los soldados) es bueno".

Por su parte, Abderrahman al Chaderchi, un portavoz del PKK, dijo en declaraciones a EFE que "para nosotros es un caso humanitario, y su liberación es un mensaje para el mundo, no sólo para Turquía, de que queremos la paz".

Abderrahman al Chaderchi señaló por teléfono desde su escondrijo en algún lugar de las montañas de Qandil, en el noreste de Irak, que "si Turquía abandona la opción militar, nosotros estamos dispuestos a negociar".

Mientras tanto, el líder de la oposición turca, Deniz Bayakl, del Partido Republicano del Pueblo (CHP), dijo que "fue triste que nos tomen prisioneros, pero ahora estoy contento de oír que fueron liberados".

La oposición turca exige desde hace semanas una ofensiva militar con las bases del PKK en el norte de Irak.

La liberación de los ocho soldados se produce en la víspera de una reunión en Washington, considerada como crucial, entre el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente estadounidense, George W. Bush.