Archivo de Público
Sábado, 12 de Julio de 2008

Beltrán: "Ruego que se respete mi presunción de inocencia"

El ciclista español, que ha dado positivo por dopping en el Tour de Francia, vuelve hoy a España.

AGENCIAS ·12/07/2008 - 12:29h

AFP - El ciclista español Manuel Beltrán.

El ciclista español Manuel Beltrán, expulsado ayer del Tour de Francia tras dar positivo por EPO en la primera etapa de la ronda gala, pidió hoy "respeto hasta tener el resultado de la muestra B" en un comunicado de prensa. Al mismo tiempo exculpó a "los patrocinadores y compañeros del equipo", que deseó "no se vean perjudicados por lo sucedido".

"Debo manifestar mi deseo de que ni los patrocinadores del equipo ni mis compañeros se vean perjudicados por estos hechos, por lo que espero que nadie tome acciones en su contra perjudicándoles de manera indiscriminada", lamentó Beltrán.

En el comunicado, el corredor jienense, que reconoció haber permanecido hasta las 3 de la madrugada en dependencias policiales, pidió "respeto", tras los hechos acontecidos en el día de ayer, en el que confirmó que se le comunicó "por parte de la Federación Francesa de Ciclismo el resultado positivo del control antidopaje, en su muestra A".

"Solicitaré el análisis de la muestra B"

"Siguiendo los conductos habituales en este tipo de procedimientos, solicitaré el análisis de la muestra B y ruego que se respete mi presunción de inocencia hasta tener el resultado de dicho análisis", se defendió el corredor andaluz.

Por último, el escalador del Liquigas quiso "agradecer los comentarios de apoyo recibidos con el deseo de que todo se aclare convenientemente". "Todos me han recordado las ocasiones en las que en este tipo de procedimientos, el análisis de la muestra B no ha confirmado el resultado del análisis de la muestra A", concluye el comunicado.

El ciclista vuelve a casa

Beltrán fue interrogado en comisaría por los gendarmes franceses y puesto en libertad, pasó la noche en un hotel y esta mañana ha viajado a Toulouse para tomar un avión con destino a España.

Tras conocerse la noticia, ayer por la tarde, un grupo de gendarmes especializados en la lucha contra el dopaje registró el hotel del equipo Liquigas, situado en la localidad de Le Rouget, en particular la habituación del ciclista jienense.

Según la nueva ley francesa contra el dopaje, aprobada el pasado sábado, el mismo día del positivo de Beltrán, si los gendarmes encontraron sustancias dopantes en su habitación el ciclista se enfrenta a una pena de cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa.

Beltrán, de 37 años, fue apartado de forma preventiva por el equipo Liquigas de su efectivo y expulsado por la formación transalpina del Tour de Francia. Esa es la condición impuesta por los organizadores para no excluir al conjunto del equipo.

El Liquigas ha afirmado que no conocía las prácticas dopantes de Beltrán y que aguarda al resultado del contraanálisis para decidir si despide al ciclista andaluz de forma definitiva.

Además, el conjunto transalpino está dispuesto a llevar a Beltrán ante los tribunales en el caso de que se confirme el positivo, para reclamarle los daños causados por este caso.

Noticias Relacionadas