Archivo de Público
Sábado, 12 de Julio de 2008

Mas dará por agotada la vía estatutaria si el TC recorta el autogobierno catalán

EFE ·12/07/2008 - 11:15h

EFE - El secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Artur Mas, a su llegada a la inauguración del XV Congreso de CDC que se celebra desde ayer y durante todo el fin de semana en el Palacio de Congresos de Cataluña, en Barcelona.

El secretario general de CDC, Artur Mas, ha advertido hoy de que si el Tribunal Constitucional (TC) falla en contra de las cuotas de autogobierno que marca el nuevo Estatut, Convergència dará por agotado el actual camino autonómico y trabajará para la "plenitud nacional" por la "vía que haga falta".

En la presentación de su informe de gestión en el XV congreso de Convergència Democrática de Catalunya (CDC), Mas ha cargado también contra el PSC y el actual presidente catalán, José Montilla, al que ha acusado de liderar en el Congreso las enmiendas al nuevo texto catalán después de consensuarlo en el Parlament el 30 de septiembre de 2005.

En este sentido, Mas ha dicho que mientras el PSC no tenga grupo propio en el Congreso y plena autonomía en su estrategia política, "será imposible la unidad de los partidos catalanes".

A la espera de que el TC resuelva los recursos en contra del Estatuto catalán, tras la "auténtica cruzada" del PP en contra de Cataluña, Mas ha rechazado enviar "amenazas" porque "lo que está amenazado es el pueblo de Cataluña (...) y su autogobierno".

En el camino "hacia la plenitud nacional", Mas cree que si el fallo del TC "acaba bien", Cataluña habrá conseguido un mayor autogobierno, pero si pasa lo contrario y lamina el texto catalán, "también habrá servido para dejar claro que el Estatut no cabe en la actual Constitución y que la vía estatutaria ha tocado a su fin".

Para Mas, "todo pinta que no acabará del todo bien" y que un TC "dividido" laminará el autogobierno catalán.

En este sentido, Mas cree que el Alto Tribunal "no tiene autoridad moral" para "alterar" el "pacto de democrático" entre los parlamentos español y catalán, sobre un texto autonómico que además ha sido refrendado por el pueblo catalán de forma "pacífica".