Archivo de Público
Viernes, 11 de Julio de 2008

Prisión incondicional para el presunto asesino de la turista italiana en Lloret

'El gordo' mató a Squarise porque le amenazó con denunciarle por violación. Se enfrenta a un mínimo de 26 años y un máximo de 32.

·11/07/2008 - 20:16h

Víctor D.S., el asesino confeso de la turista italiana Federica Squarise, que hoy ha ingresado en prisión por orden judicial, remató a su víctima cuando aún respiraba después de agredirla porque ésta le amenazó con denunciarle por violación, si bien él niega que la agrediera sexualmente.La jueza de Blanes (Girona) que instruye el crimen de Squarise ha decretado a primera hora de esta tarde prisión sin fianza para Víctor D.S. por los delitos de asesinato y agresión sexual, en un crimen que califica de "repugnante", por lo que el detenido ha ingresado esta tarde en la cárcel de Girona.

En el auto, la juez Teresa Ferrer apunta que Víctor D.S., el camarero uruguayo de 28 años acusado del asesinato, ha reconocido en su declaración judicial ser el autor del crimen y ha ofrecido un relato de los hechos "automático, consciente y minucioso". Se enfrenta a un mínimo de 26 años y un máximo de 32.

El imputado, apodado 'El Gordo', que se encuentra en España en situación irregular, explicó que la víctima le amenazó con denunciarle por violación, por lo que le puso ropa en la boca y después la asfixió con las manos para asegurarse de que moría. Después de dejarla inconsciente y notar que respiraba, "realizó otra acción a fin de asegurarse la muerte", relata el auto.

'El Gordo' negó en todo momento las acusaciones de violación, y en la propia declaración manifestó que fueron relaciones sexuales consentidas. Pero para la magistrada, "la versión de Víctor sobre el miedo a la posible denuncia se hace inexplicable si no había cometido ningún hecho ilícito".

Riesgo de fuga

La juez, que levantó parcialmente el secreto de sumario, considera que hay riesgo de fuga por parte del detenido, ya que al saber que la policía lo buscaba huyó de su lugar de residencia habitual, además de afeitarse la cabeza y las cejas para intentar cambiar de aspecto.

El auto puntualiza que "se trata de una persona extranjera, en situación irregular en nuestro país, cuyo domicilio lo tenía en una vivienda cuyo contrato de alquiler estaba iba a nombre de una persona distinta".

El detenido, que ingresará en la prisión de Girona, fue arrestado sobre las 21.30 horas del miércoles por una patrulla de la Policía Local de Tarragona, y gracias a un ciudadano que se dirigió a la comosaría para informar que había visto al sospechosos, que se encontraba en un restaurante árabe cercano.

En el momento de la detención, el joven no opuso resistencia y confesó los hechos en ese al instante. Después fue puesto a disposición del Cuerpo Nacional de Policía, que tiene las competencias de seguridad ciudadana en la localidad.

El joven pasó después a disposición judicial, y ahora se enfrenta a una posible condena de entre quince y 20 años de cárcel por el delito de asesinato, y a entre seis y doce años más por el de agresión sexual; 21 años como mínimo y 32 como máximo en su conjunto.