Archivo de Público
Viernes, 11 de Julio de 2008

La Policía amplía la investigación contra Olmert

La Policía asegura poder demostrar que el primer ministro presentaba facturas por duplicado de los viajes oficiales

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·11/07/2008 - 18:18h

 El futuro político de Ehud Olmert ha quedado muy en entredicho después de la tercera, y por ahora última, sesión de la serie de interrogatorios a la que lo ha sometido la Policía en las últimas semanas por el caso Talansky.

La sesión de hoy se ha desarrollado en su residencia oficial de Jerusalén, fue calificada de "tensa" por los agentes y solamente duró dos horas porque el primer ministro se negó a conceder más tiempo a la policía. "Si fuera un ciudadano normal ya se le habría detenido", indicaron fuentes de la investigación.

La Policía sorprendió a Olmert porque no se limitó a cuestionarlo por el caso Talansky, como él esperaba, sino que abrió una nueva vía de investigación sobre un presunto fraude que cometió repetidamente durante la época en que fue alcalde de Jerusalén (1993-2003) y ministro de Comercio (2003-2006).

Facturas duplicadas 

Al término de la sesión se supo que la nueva investigación tiene que ver con el cobro de las expensas de distintos viajes al extranjero, que Olmert presentó al menos por duplicado a varios entes oficiales, y con los que en realidad costeó otros viajes privados que realizó con su familia.

La Policía insiste en que dispone de pruebas de que el ahora primer ministro acostumbraba a cobrar los gastos de viaje varias veces y de que ingresaba el dinero en una cuenta particular, lo que al menos constituye un delito de fraude.

El fraude se realizaba de la siguiente manera: la agencia de viajes de Olmert enviaba facturas a distintos entes oficiales e ingresaba el dinero en una cuenta corriente a nombre de Olmert que la agencia gestionaba.

Sobres con dinero 

Respecto al caso Talansky, la línea de defensa que han articulado sus abogados pasa por admitir que Olmert recibió "sobres" del empresario judío americano Morris Talansky, pero limita las "donaciones" a "cientos de dólares" y no a cientos de miles de dólares como asegura Talansky.

Los abogados de Olmert tratarán de desacreditar la declaración de Talansky en los próximos días, cuando tendrán la oportunidad de interrogarlo en dos sesiones de varias horas, aunque este esfuerzo puede llegar demasiado tarde.

Las revelaciones sitúan a Olmert en una posición muy delicada. El descrédito del primer ministro es mayor que nunca y su carrera política parece que está llegando a su fin, comentaron algunos analistas israelíes.

La prensa ha publicado varios sondeos que indican que Olmert no tiene ninguna posibilidad de continuar en el cargo cuando se celebren las primarias de Kadima, que se convocarán antes del 25 de septiembre.
Los sondeos dan como favorita a la titular de Exteriores, Tzipi Livni, aunque no está claro si ésta será capaz de mantener la coalición con los laboristas o será necesario convocar elecciones con carácter inmediato.