Archivo de Público
Viernes, 11 de Julio de 2008

Rabat recuerda a Zapatero sus "derechos" sobre Ceuta y Melilla

En su primera visita de la legislatura a Marruecos, el primer ministro alauí trasladó a Zapatero "el sentir de los marroquíes", pero aclara que nopretende que eso sea un motivo de conflicto entre los países

ANA PARDO DE VERA ·11/07/2008 - 16:32h

Muchos temas de cortesía sobre la mesa (comercio, turismo, Institutos Cervantes,….), uno dolorosamente actual (inmigración) y dos para mencionar y poco más (Ceuta y Melilla y el Sáhara). Éstas son las líneas que esbozaban el retrato de la primera visita de José Luis Rodríguez Zapatero a Marruecos este viernes tras su victoria el 9 de marzo. Se trataba de una visita de amistad, “sin orden del día”, como recalcó varias veces el primer ministro marroquí en la rueda de prensa que cerraba la agenda del día.

Pero las cosas se torcieron un poco, cuando, tras reunirse el presidente del Gobierno con el primer ministro marroquí, Abbas El Fassi, en declaraciones a la televisión pública marroquí, aseguró que “Ceuta y Melilla constituyen para nosotros el derecho de recuperar las dos ciudades. Y se lo dije al señor Zapatero con todo el respeto que le tengo”, porque El Fassi cree que tiene que decir al jefe del Ejecutivo “la verdad de lo que siente cada marroquí y su majestad el rey”, en referencia a Mohamed VI.

Sin embargo, los periodistas no lograron que los mandatarios fueran más allá con las respuestas a sus preguntas, aunque las declaraciones del primer ministro alauí dejaron abierta la polémica hasta noviembre de este año, cuando se produzca la Reunión de Alto Nivel entre España y Marruecos, que se celebrará en Madrid, y en la que todo apunta a que Ceuta y Melilla tomarán gran protagonismo. Según fuentes gubernamentales españolas,  El Fassi transmitió a Zapatero que el litigio sobre ambas ciudades no debe ser “obstáculo” en la relación hispano-marroquí.

El presidente del Gobierno voló a Oujda, al noreste del país, para reunirse con Mohamed VI y con su primer ministro, precisamente, cuando se cumplen seis años del rocambolesco episodio de Perejil.

La inmigración, sobre la mesa

Zapatero destacó la cordialidad de su reunión con el rey Mohamed VI, que tuvo lugar en la sede del Gobierno local de Oujda, la Wilaya, y en donde, contrariamente a lo que es costumbre en él, el monarca aguardó cinco minutos al presidente español, con quien conversó media hora más de los 30 minutos previstos.

El jefe del Ejecutivo transmitió a Mohamed VI los afectuosos saludos del rey Juan Carlos y hablaron, entre otras cuestiones, del tema migratorio, que tiene en vilo a la UE. Zapatero destacó la colaboración marroquí con los 27 y anunció que ésta se verá reforzada, además, la semana que viene, con la visita del ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, a Marruecos. Otros, como los titulares de Trabajo o Industria, irán completando una apretada agenda de nuestro Gobierno en el país vecino.