Archivo de Público
Viernes, 11 de Julio de 2008

Se aplicará la ley a los inmigrantes supervivientes de naufragios

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, muestra su "tristeza" por la reciente muerte de inmigrantes subsaharianos

EFE ·11/07/2008 - 14:54h

María Teresa Fernández de la Vega ha mostrado hoy su "tristeza" por la reciente muerte de inmigrantes subsaharianos que intentaban llegar a España desde las costas africanas en un viaje "sin rumbo" y ha prometido que a los supervivientes se les asistirá pero también se les aplicará la ley.

La Vicepresidenta Primera del Gobierno ha señalado en la rueda de prensa del Consejo de Ministros que "lo prioritario es salvar vidas, que es lo que hacemos, y facilitar la recuperación" de los supervivientes para, a partir de ahí, aplicarles la ley, que no prevé ninguna clase de asilo por naufragio.

De la Vega, que ha defendido un tratamiento respetuoso con la dignidad y los derechos humanos de los supervivientes de las últimas embarcaciones llegadas a España tras días a la deriva, ha negado que haya ninguna relajación en el control de la inmigración ilegal, sino "lo contrario".

En este sentido, ha recordado la presencia hoy del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en Marruecos; el reciente viaje por países africanos del Ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y la próxima visita a Marruecos del Ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, también a Marruecos.

Tristeza de los españoles 

Junto a ello, María Teresa Fernández de la Vega ha expresado "el sentimiento de enorme tristeza" que "los españoles compartimos" por la desaparición y muerte de "29 personas, algunas de ellas niños", en los últimos días y después de haber cruzado el Mediterráneo, en embarcaciones procedentes de las costas africanas y que han llegado a las playas almerienses y granadinas.

"Nos reafirmamos en el tipo de política que venimos realizando"

"Para poner freno a este tipo de inmigración nos reafirmamos en el tipo de política que venimos realizando", ha dicho antes de agradecer a los países africanos implicados su cooperación, a la que sumó la ayuda a los países desarrollo, el control en las fronteras y la implicación de la Unión Europea como medidas para trabajar contra esta tragedia.

"De verdad, no merece la pena arriesgar la vida, la suya y la de sus hijos, en un viaje tan duro y sin rumbo cierto", advirtió la Vicepresidenta.