Archivo de Público
Viernes, 11 de Julio de 2008

Almunia confía en que España no entre en recesión

El comisario europeo espera que "este ajuste no siga avanzando a la velocidad de los últimos meses y se siga creando empleo"

EFE ·11/07/2008 - 13:23h

Joaquín Almunia, junto al ministro de Economía alemán, Peer Steinbrueck. EFE

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, confió hoy en que la economía española no entrará en recesión y en que, a pesar del ajuste de la vivienda, se seguirá creando empleo en otros sectores.

Al ser preguntado en un encuentro con periodistas si ve riesgo de recesión en España, Almunia se limitó a responder: "no, espero que no".

Respecto al mercado laboral, el comisario explicó que, debido a la crisis de la vivienda y la menor actividad en otros sectores, está aumentando el paro.

Pero "espero que este ajuste no siga avanzando a la velocidad de los últimos meses y se siga creando empleo", agregó, porque hay otros sectores que deben tener capacidad de absorber parte de la mano de obra que sale ahora del sector de la vivienda.

También apuntó a la inflación como un factor de preocupación y pidió evitar que esta subida -derivada del encarecimiento de la energía y los alimentos, principalmente- se traslade a otros sectores.

"Más inflación supone más injusticia, peor distribución de la renta, más sufrimiento para los sectores más débiles de la población y freno al crecimiento", reseñó el comisario.

Según Almunia, es difícil predecir la duración de la actual coyuntura de desaceleración 

Almunia admitió que es muy difícil predecir la duración de la actual coyuntura de desaceleración e incertidumbre.

Constató que persisten las tensiones en los mercados financieros y dejó claro que las causas detrás de la subida del crudo y otras materias primas son en gran parte estructurales.

Así, destacó el fuerte aumento de la demanda de estos productos en todo el mundo -empujada por las economías emergentes-, que se une a la falta de inversiones para incrementar la oferta.

Insistió en que, en este escenario, "tenemos que ajustar nuestros comportamientos y nuestras políticas" a tipos de interés más altos, y petróleo y otras materias primas más caras.

A corto plazo, añadió, la respuesta política debe concentrarse en ayudar a los sectores más débiles de la población, pero sin poner en cuestión los objetivos a medio plazo, que deben impulsar un uso más eficiente de la energía y el desarrollo de las energías renovables, a ser posible limpias.

Almunia también recordó que la UE está tomando medidas para prevenir las consecuencias de las turbulencias financieras y para evitar que las empresas y las familias encuentren dificultades para acceder a financiación.