Archivo de Público
Viernes, 11 de Julio de 2008

Solbes culpa al petróleo y los alimentos de la alta inflación

El vicepresidente cree que todavía no se puede hablar de estanflación, porque no estamos ante "un periodo largo y duradero de precios altos y crecimiento bajo".

PÚBLICO.ES / EFE ·11/07/2008 - 10:48h

 

El vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, ha admitido que la subida del IPC de junio no es una noticia positiva y destacó la influencia que en este dato ha tenido la subida interanual del 86% del precio del crudo y la de los alimentos sin elaborar como el pescado y las patatas, debido a la huelga de transportistas. 

En conferencia de prensa antes de comenzar el Consejo de Ministros, Solbes hizo estas declaraciones tras conocerse que el Índice de Precios de Consumo (IPC) subió el 0,6% en junio lo que situó la tasa interanual en el 5%, cuatro décimas superior a la de mayo y la más alta registrada desde hace trece años. 

Solbes subrayó que de las cuatro décimas interanuales de incremento del IPC de junio, dos y media se deben a los carburantes y una a los alimentos no elaborados.

"Ligero" crecimiento en el segundo trimestre

Solbes subrayó que el Gobierno sigue pensando que habrá un "ligero" crecimiento en el segundo trimestre, aunque admitió que se trata de cifras muy ajustadas.

Así, aseguró que si en el primer trimestre el crecimiento fue del 0,3%, en el segundo será más bajo, y señaló, sobre la posibilidad de un crecimiento cero o negativo, que "no sé si rozamos el larguero, pero no estamos lejos de él".

El fantasma de la estanflación

Solbes ha querido dejar claro que la economía española no se encuentra en estanflación (combinación de recesión y elevada inflación), ya que no está "en un periodo largo y duradero de precios altos y crecimiento bajo".

En conferencia de prensa antes de comenzar el Consejo de Ministros, Solbes destacó que el crecimiento bajo de la economía puede alargarse y añadió que el Ejecutivo está evaluando la posibilidad de modificar las previsiones de crecimiento de la economía española, algo que se decidirá antes de que termine este mes.