Archivo de Público
Viernes, 11 de Julio de 2008

La búsqueda de los inmigrantes muertos se detiene para recabar datos

Sin más información, las posibilidades de encontrarlos son "prácticamente nulas"

PÚBLICO.ES / EFE ·11/07/2008 - 10:06h

EFE - Una de las inmigrantes rescatada de la patera de la muerte.

La búsqueda de los quince cuerpos arrojados al mar por dos de los varones que viajaban en la patera rescatada el miércoles en Almería se encuentra detenida a la espera de que los supervivientes aporten nuevos datos puesto que, sin ellos, las posibilidades de encontrarlos son "prácticamente nulas".

Un portavoz de Salvamento Marítimo, organismo que coordina el operativo, ha informado de que durante la tarde y la noche de ayer se rastreó un área de 250 millas cuadradas alrededor del lugar en el que se localizó la zódiac sin obtener resultado alguno.

El avión Serviola 2 sobrevoló durante cuatro horas el extenso lugar en el que, a partir del testimonio de los ocupantes de la patera, se presumía que podían encontrarse los cuerpos. Posteriormente, un helicóptero de la Guardia Civil peinó el área durante hora y media.

Durante todo ese tiempo, un remolcador de Salvamento Marítimo se ocupó de la búsqueda por mar, hasta que el organismo decidió que regresara a Almería en lugar de que permaneciera en la zona durante toda la noche para retomar las labores al alba, tal y como se preveía inicialmente.

Posibilidades casi nulas 

Con todo este trabajo desarrollado sin éxito, la Subdelegación del Gobierno estudia los datos disponibles y valora si se retoman los trabajos en las próximas horas y si se reorienta el área en la que se trata de localizar los cadáveres.

Las posibilidades de encontrar a los cuerpos son "prácticamente ninguna"

El organismo que coordina la búsqueda de los cuerpos ha indicado que las posibilidades de encontrarlos son "prácticamente ninguna", puesto que no existe una información precisa del lugar en el que los tiraron por la borda y de las fechas en que esto pudo ocurrir.

El operativo se activó a primera hora de la tarde de ayer después de que los 33 supervivientes de una patera que partió el pasado viernes de Alhucemas y que fue rescatada durante la noche del miércoles a 27 millas al sur de Faro Sabinal informaran de la muerte de 14 compañeros que arrojaron al mar, a la que se sumó la de otra mujer que pereció durante la operación de rescate. 

 

La patera de la muerte 

Quince inmigrantes subsaharianos, entre ellos nueve niños de edades comprendidas entre los doce meses y los cuatro años, murieron durante su travesía hacia España en patera, según el testimonio de los 34 supervivientes, que soportaron más de cinco días en alta mar.

Estas 34 personas, entre las que se encuentran un bebé y trece mujeres -tres de ellas en estado de gestación- fueron rescatadas durante la noche de ayer a unas treinta millas náuticas al sur de Punta Sabinal, en el poniente almeriense, por una patrullera del servicio marítimo de la Guardia Civil, ha informado el instituto armado.

La operación de búsqueda de la embarcación, una zodiac de poco más de seis metros de eslora que partió hace al menos cinco días desde un punto indeterminado del norte de África, arrancó horas antes, si bien el rastreo iniciado por las autoridades no fructificó hasta que, ya al atardecer, la tripulación de un velero facilitó la posición exacta de la lancha.