Archivo de Público
Viernes, 11 de Julio de 2008

Moratinos entrega a Gadafi cartas de Rey y Zapatero para reafirmar la amistad

EFE ·11/07/2008 - 03:19h

EFE - El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos (i) se ha reunido con el líder libio, Muamar El Gadafi, a quien ha trasladado la disposición de los Reyes a aceptar su invitación y visitar Libia.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, llegó a Libia con el objetivo de entregar al líder libio, Muamar El Gadafi, sendas cartas del Rey Juan Carlos I y del jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en las que reafirman la amistad con el país magrebí.

Moratinos se desplazó a Libia procedente de Túnez, en la última jornada de su gira por el Magreb, que completará hoy, viernes, en Marruecos acompañando a Zapatero en su entrevista con Mohamed VI en la localidad de Oujda (noreste del país).

Los mensajes del Rey y de Zapatero a Gadafi persiguen consolidar la relación bilateral, después de la visita que el líder libio hizo a España a mediados del pasado diciembre, su primer viaje oficial en sus 39 años de mandato, según informaron fuentes diplomáticas españolas.

Otro de los propósitos del viaje de Moratinos es exponer a Libia las ventajas del impulso del diálogo mediterráneo, cuyo punto de partida será la cumbre de París del próximo domingo, a la que no acudirá Gadafi.

El líder libio afirmó el miércoles, que la iniciativa de la Unión por el Mediterráneo apadrinada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, es una "humillación" para los países de la ribera sur, supone una nueva forma de colonialismo y alienta la acción del terrorismo islamista radical.

En una rueda de prensa en Túnez antes de desplazarse a Libia, Moratinos afirmó respecto a la postura de este último país: "Debe comprender que la iniciativa del Mediterráneo es buena para toda la región".

En la agenda del ministro español está la entrevista con su homólogo libio, Abdu Al Rahman Shalgam, con quien va a repasar los asuntos de interés común y regional.

La relación entre ambos países se potenció con la estancia en Madrid de Gadafi, quien ofreció posibilidades de negocio para las empresas españolas en el mercado libio por valor de unos 12.000 millones de euros.

El deseo de España es comenzar a fijar proyectos concretos en sectores como el de los hidrocarburos o la construcción y cerrar un convenio de doble imposición para favorecer las inversiones.

También se quiere avanzar en la negociación del convenio de cooperación policial en el que se lleva trabajando desde hace varios meses.

El jefe de la diplomacia española regresará a Madrid desde Libia, después de haber visitado Mauritania, Argelia y Túnez.

Completará su gira por el Magreb con el viaje mañana, viernes, a Marruecos acompañando a Zapatero.