Archivo de Público
Domingo, 4 de Noviembre de 2007

Ozawa, líder del principal partido opositor de Japón, ofreció su dimisión

EFE ·04/11/2007 - 09:45h

EFE - Foto de archivo tomada el 19 de julio del 2006 del líder de la oposición el Partido Democrático de Japón, Ichiro Ozawa, durante una rueda de prensa en Tokio (Japón).

Ichiro Ozawa, líder del principal grupo opositor de Japón, el Partido Democrático (PD), ofreció hoy su renuncia como presidente de la formación política por las críticas internas surgidas ante un posible pacto con la coalición gubernamental nipona, informó Kyodo.

Aunque en un principio la dimisión parecía inminente, el PD celebrará mañana una reunión para decidir si acepta el cese del presidente de la formación.

Ozawa anunció que ponía su cargo a disposición del partido en una rueda de prensa celebrada hoy en la sede del PD, en lo que parece un pulso del carismático político al órgano ejecutivo del grupo, que se negó a aceptar su sugerencia de pacto con la coalición de gobierno, formada por el Partido Liberal Democrático (PLD) y el Nuevo Komeito.

"Fue lo mismo que ser abofeteado con un voto de desconfianza por la cúpula del partido", aseguró Ozawa, experimentado líder con casi cuarenta años de carrera política y acostumbrado a los órdagos.

El pasado viernes, Ozawa y el primer ministro japonés, Yasuo Fukuda, del PLD, plantearon la posibilidad de crear un gran gobierno de coalición que incluya al PD, al PLD y al Nuevo Komeito, con el objetivo de solucionar el estancamiento político en el Parlamento japonés.

Desde las elecciones parciales al Senado celebradas el pasado mes de julio, el PD le arrebató el control de la Cámara Alta al PLD, que junto con el Nuevo Komeito tiene mayoría en la Cámara Baja.

Esta situación ha complicado la gestión del Ejecutivo, que ante la oposición del PD ha sido incapaz de prorrogar la Ley Antiterrorista que permitía la misión japonesa en el Índico para suministrar combustible a las fuerzas de EEUU y sus aliados que combaten el terrorismo en Afganistán.

La vigencia de esta ley, caballo de batalla de la política nipona durante los últimos meses, finalizó el pasado 31 de octubre y al día siguiente las Fuerzas Marítimas de Auto-Defensa de Japón emprendieron el viaje de regreso.

Tras el encuentro entre Fukuda y Ozawa, éste último acordó plantear a su partido una alianza que permita crear una ley permanente que autorice el envío de tropas niponas en misiones internacionales de paz, así como cooperar para retomar el apoyo logístico a EEUU en la guerra contra el terrorismo.

Sin embargo, la postura de Ozawa no sentó bien en el seno de su partido, que le criticó por no rechazar inmediatamente la posibilidad establecer un pacto con su gran rival político.

Ozawa presentó la idea, que se atribuye a Fukuda, el mismo viernes en una reunión ejecutiva del PD que la desestimó.

Las dudas internas sobre el liderazgo de Ozawa se incrementaron hoy después de que el diario Yomiuri Shimbun afirmase que el pacto fue planteado por el presidente del PD.

Ozawa, que negó rotundamente esta información, defendió hoy el acuerdo con el PLD y el Nuevo Komeito como "atajo" para llegar al gobierno.

Además, el político mostró su malestar con respecto a la actual política del PD, que a su juicio no conseguirá el apoyo de los votantes si continúa manteniendo al Parlamento en punto muerto.

El Partido Democrático ha sido hasta el momento el principal obstáculo para que continuase la misión japonesa en el Índico, con el argumento de que la Constitución pacifista nipona no permite operaciones militares en el exterior.

El grupo opositor ha echado en cara al Gobierno que los buques en el Índico suministraron combustible a embarcaciones implicadas en el conflicto de Irak en al menos una ocasión, extremo no avalado por la Ley Antiterrorista.

Ichiro Ozawa, de 65 años, accedió a la presidencia del PD en abril de 2006, tras la renuncia de su predecesor Seiji Maehara, y bajo su liderazgo el Partido Democrático consiguió la mayoría en el Senado, todo un hito para esa formación política.