Archivo de Público
Jueves, 10 de Julio de 2008

El margen empresarial eleva la inflación el doble que los salarios

En el primer trimestre de este año, se ha acentuado el peso de los beneficios en el deflactor del PIB

A. ESTRADA / G. AYUSO ·10/07/2008 - 21:35h

¿Por qué suben los precios? El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, acusó el miércoles a los márgenes empresariales de ser los principales responsables de los últimos repuntes de la inflación, mucho más que los salarios.

Con la inflación en máximos históricos desde hace años, no es baladí saber quién o qué está empujando los precios hacia arriba. Según los datos de contabilidad trimestral del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el primer trimestre de este año, los márgenes empresariales (el excedente bruto de explotación) aportaron 2,8 puntos al deflactor del PIB mientras que la remuneración de los asalariados añadió 1,4 puntos. Por lo tanto, los márgenes empresariales están aportando el doble a la inflación que las rentas salariales. Y la presión al alza de los precios del excedente empresarial no ha dejado de aumentar desde el cuarto trimestre de 2006, según la descomposición del deflactor del Producto Interior Bruto (PIB) que hace el INE.

Tras el término deflactor del PIB lo que se refleja son los precios de todas las operaciones y productos que componen el PIB (productos de consumo como la leche, bienes de inversión, exportaciones, etc). En esta fijación de precios del PIB, intervienen tres tipos de rentas: la remuneración de los asalariados, el excedente bruto de explotación y los impuestos.

En los últimos trimestres, debido a la caída de la recaudación de impuestos ligados al consumo, éstos no aportan subidas a los precios, al contrario. Y, sin embargo, el excedente bruto de explotación de las empresas ha pasado de estar en términos de equilibrio con las rentas salariales (1,3 puntos cada uno en el cuarto trimestre de 2006)a ir aumentando su peso hasta llegar a ser el doble.

Empresarios disconformes

Fernández Ordóñez avisó del peligro de los márgenes empresariales para la inflación. Pero los empresarios no están de acuerdo con él. El presidente de Anfac, Francisco Javier García Sanz, dijo este jueves estar "alucinado" por las declaraciones del gobernador del Banco de España en este sentido y aseguró que no es el caso, al menos, de la industria del automóvil, ya que ésta "no tiene apenas márgenes". Por ello, García Sanz apostilló que sería necesario preguntarle a Ordóñez "de qué industria habla".

Hasta ahora, todas las advertencias de los principales responsables de la política económica y monetaria (desde el Ministerio de Economía hasta el Banco Central Europeo) se centraban en advertir de los peligros del efecto segunda ronda si se trasladaba el incremento de la inflación a subidas salariales.

Pero a las peticiones gubernamentales de contención salarial -incluso se ha llegado a recomendar abandonar las cláusulas de revisión salarial- se van a empezar a sumar voces reclamando la contención de los márgenes empresariales. Eso significa que las empresas no trasladen a los precios de sus productos todo el incremento de costes que soportan y asuman una parte de pérdida de poder adquisitivo. Aunque, en realidad, esta contención vendrá obligada en la mayoría de los casos por la crisis económica y el parón del consumo.

Así, el presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Barcelona (APCE), Enric Reyna, dijo que los promotores "están dispuestos a bajar los precios de los pisos, y a vender sin ganar o hasta perder". Sin embargo, Reyna añadió que eso "de nada sirve si cuando los compradores van al banco no les dan la hipoteca".

Este verano se destruirá empleo, según un informe

La malas perspectivas del mercado laboral se siguen acumulando. Un informe elaborado por la asociación de empresas de trabajo temporal y la consultora AFI asegura que en el tercer trimestre del año, coincidiendo con los meses de verano, se destruirá empleo por primera vez en trece años.

El estudio indica que el deterioro de la afiliación a la Seguridad Social de junio es un mal dato que preludia "lo que está por venir", por lo que la destrucción de empleo continuará en julio y agosto y se intensificará en septiembre hasta una caída del 0,9%.

El análisis estima que en el segundo trimestre de este año la ocupación todavía crecerá algo (un 0,3%), pero ese periodo será el fin del "extraordinario" proceso de creación de empleo experimentado en los últimos años por la economía española. En este escenario, la tasa de paro seguirá aumentando progresivamente y no volverá a bajar hasta 2011.