Domingo, 4 de Noviembre de 2007

Ceuta recibe mañana a los Reyes en los prolegómenos de aspirar a ser una CCAA

EFE ·04/11/2007 - 12:20h

EFE - Una mujer coloca una bandera española en un balcón de una vivienda de Ceuta, cuyo presidente, Juan Jesús Vivas (PP), ha pedido a través de un Bando Municipal a los ceutíes que rindan un "homenaje de adhesión" a los Reyes, que visitarán la ciudad el lunes.

Ceuta recibe mañana a los Reyes de España en un día calificado como "histórico" para una ciudad que aspira a convertirse en una Comunidad Autónoma para igualarse en rango al resto de las autonomías del país.

La ciudad vive un periodo caracterizado por la tranquilidad institucional que proporcionó la entrada en el Gobierno ceutí del PP, que en las dos últimas elecciones autonómicas ha conseguido 19 de los 25 escaños de la Asamblea.

La figura del presidente Juan Jesús Vivas (PP) ha servido para hacer olvidar las discusiones provocadas en la ciudad entre los años 1999 y 2001 cuando gobernó el Grupo Independiente Liberal (GIL) hasta que una moción de censura pactada por el PP y el PSOE lo desbancó.

Desde febrero de 2001 el Gobierno ceutí está en manos del PP, que gobierna con mayoría, mientras el PSOE se ha convertido en tercera fuerza política de la ciudad, por detrás de los musulmanes de la Unión Demócrata Ceutí (UDCE), que en esta legislatura está coaligada con Izquierda Unida.

La ciudad, con 75.000 habitantes censados -de los que unos 30.000 profesan la religión musulmana-, vive empeñada en convertirse en Comunidad Autónoma mediante la aplicación de la Disposición Transitoria V de la Constitución.

Esta disposición permite a Ceuta -que tiene su estatus de Ciudad Autónoma desde marzo de 1995- aspirar a ser Comunidad Autónoma si así lo decide su Asamblea y el acuerdo es posteriormente reafirmado por las Cortes Generales.

No obstante, el proceso de reforma del Estatuto de Autonomía se ha visto paralizado por la decisión de los partidos de que esta aspiración no sirva de confrontación durante las pasadas elecciones autonómicas y las próximas generales, por lo que la reforma se ha paralizado hasta después de marzo de 2008.

Mientras tanto, la ciudad vive un momento de crisis comercial, lo que ha motivado la puesta en marcha de una serie de iniciativas para favorecer la creación de empresas y extender la bonificación de las cuotas a la Seguridad Social, del 40 por ciento para determinados sectores.

Como frontera sur de la Unión Europea, la ciudad mantiene una calma en el paso fronterizo con Marruecos, después de haber blindado los 8,2 kilómetros de perímetro terrestre para evitar asaltos al vallado.

La inmigración clandestina, la elevada cifra de parados -que supera las 6.600 personas-, los malos momentos que atraviesa la economía, el precio del transporte marítimo con Algeciras (Cádiz) y los problemas por la masificación del hospital civil son algunas de las cuestiones que más preocupan a los ciudadanos.

Sin embargo, la ciudad quiere olvidar durante unas horas estas cuestiones derivadas de su extrapeninsularidad y la reducida superficie territorial -apenas 19 kilómetros cuadrados- para recibir a los Reyes.