Archivo de Público
Jueves, 10 de Julio de 2008

El Gobierno intentará quitar el callejero etarra

Zapatero quiere eliminar cualquier "espacio de exaltación" de ETA

PÚBLICO ·10/07/2008 - 20:38h

Respeto sí, pero a disgusto. Visiblemente disconforme, aunque sin hacerlo explícito, el presidente del Gobierno se refirió ayer en Atenas a la última decisión de la Audiencia Nacional que no considera delito el hecho de mantener las calles con nombres de etarras, informa Ana Pardo de Vera.

José Luis Rodríguez Zapatero anunció que "la Abogacía del Estado ya está trabajando" para que ningún asesino de ETA pueda tener un "espacio de exaltación". El presidente no quiso ir más allá: "Eso es lo que puedo decir, hay que respetar las sentencias, independientemente de lo que se piense de las mismas".

Ya en octubre el presidente apuntó, a preguntas del PP, la posibilidad de incluir el asunto de la calles dedicadas a miembros de ETA en una nueva ley de Víctimas del Terrorismo.

No fue el único socialista que se mostraba ayer abiertamente disconforme. Antonio Hernando, portavoz de Interior, calcó la posición de su secretario general: respeto "desde la nula simpatía" por el auto.

Por su parte, los socialistas vascos se pusieron manos a la obra y registraron una proposición no de ley para que el Parlamento autonómico inste a los ayuntamientos a la retirada de placas. El dirigente Rodolfo Ares recordó que ya en octubre triunfó una resolución en el mismo sentido.

Reforma del Código Penal

El rechazo a la exaltación de etarras une a los dos grandes partidos. Este jueves, durante un acto en pro de las víctimas del terrorismo en Sevilla, los conservadores entonaron un discurso parecido. Javier Arenas, vicesecretario del PP, anunció que su partido estudia plantear una modificación del Código Penal que haga "punible" no sólo dedicar una calle a un terrorista sino las conductas que permitan que éstas se mantengan.

El PP propondrá además dedicar las calles a la memoria de las víctimas. El descontento era patente entre los conservadores. Arenas fue el más rotundo: "En las calles españolas están recibiendo un homenaje diario los asesinos".

Por su parte, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, abrió alternativas. "No toda respuesta debe producirse en el ámbito penal", explicó. La vía elegida es la de lo contencioso-administrativa, para la que ya se han cursado requerimientos a nueve ayuntamientos.