Archivo de Público
Jueves, 10 de Julio de 2008

La Fed pide profundas reformas del sistema regulador para proteger la economía

EFE ·10/07/2008 - 16:11h

EFE - Las recomendaciones forman parte de un debate más amplio ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes sobre la mejor manera de modernizar el anticuado sistema regulador del país.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dejó hoy claro que EE.UU. necesita reformar su sistema regulador, considerado ya anticuado, y por ello ha pedido más poder para los responsables de supervisar la primera economía mundial.

En una comparecencia ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Bernanke sostuvo que dar más competencias a las agencias federales encargadas de regular el mercado financiero es importante para proteger a la economía de un posible colapso de una importante compañía de Wall Street.

La Fed ha abierto un debate con otras agencias federales para reformar la regulación de las instituciones financieras a raíz del colapso de Bear Stearns y las turbulencias financieras provocadas por la crisis de las hipotecas de alto riesgo.

Bernanke no reveló en sus declaraciones en el Congreso qué agencia federal debería tener más poder.

Tampoco se refirió a los tipos de interés o la evolución de la economía estadounidense, dos temas que analizará la próxima semana en su cita bianual con la Cámara de Representantes y el Senado.

No obstante, aseguró que "las turbulencias financieras persisten" y explicó que los esfuerzos de la Fed se centran actualmente en ayudar al sistema financiero a recuperar su funcionamiento normal.

En sus planes para una reforma del sistema regulador, el presidente de la Fed piensa sobre todo en nuevas reglas para los bancos de inversión, que se han visto fuertemente afectados por la crisis de las hipotecas de alto riesgo.

El caso más sonado es el de la firma Bear Stearns, cuyas turbulencias financieras han provocado un gran caos en Wall Street y han llevado a una intervención urgente de la Fed para evitar un mayor efecto de arrastre a todo el mercado financiero.

Bernanke, que compareció en la Cámara Baja junto al secretario del Tesoro, Henry Paulson, opina que los actuales tiempos necesitan nuevas medidas para proteger a la economía estadounidense de crisis como las del mercado inmobiliario o de crédito.

El centro de su atención es la banca de inversión y por ello abogan por nuevas medidas y procedimientos con los que el Gobierno pueda efectuar una liquidación "ordenada" de esas firmas para evitar un posible contagio al sistema financiero y la economía en general.

Ya existen en la banca comercial procedimientos para disoluciones que no causan grandes transtornos, ya que en este campo hay una regulación más estricta, que no existe en la banca de inversión.

"A la luz del episodio de Bear Stearns, el Congreso podría analizar si se necesitan nuevas herramientas para asegurar una liquidación ordenada de firmas importantes que se encuentran en el abismo de la bancarrota", dijo Bernanke.

El presidente de la Fed también propuso a los legisladores que decidan, en un "proceso más formal", cuándo esos instrumentos reguladores se tendrían que aplicar.

Bernanke opina que las reformas en materia reguladora de bancos de inversión deben tener en cuenta la particularidad de este negocio y establecer una "supervisión consolidada" de esas entidades.

"Los reguladores federales tienen que tener en mente que no pueden provocar un traspaso de operaciones de riesgo a instituciones financieras menos reguladas", recalcó Bernanke.

En los últimos días el máximo titular de la Fed propuso una supervisión más estricta para las firmas de Wall Street, que son reguladas por la Securities and Exchange Commission (SEC).

Estas firmas pueden respirar tranquilas desde el martes, debido al anuncio de Bernanke de que considera extender los préstamos de emergencia a las cotizadas en Wall Street para ayudarlas a superar los problemas crediticios que afrontan.

El secretario del Tesoro, por su parte, que fue quien recientemente propuso la reforma del sistema regulador, dijo ante el Congreso que "está claro que algunas instituciones, si colapsan, pueden tener un impacto" en la economía y otras empresas.