Archivo de Público
Jueves, 10 de Julio de 2008

Ausente del juicio la autora del vídeo de la orgía de Max Mosley

La defensa del periódico excusa a la mujer debido a su "estado mental y emocional". La testigo grabó de incógnito la sesión sadomasoquista del presidente de la FIA disfrazada de 'dominatrix'

·10/07/2008 - 17:16h

Max Mosley, a su llegada al Tribunal Supremo de Londres.

La principal testigo en la batalla legal que enfrenta al presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Max Mosley, y al tabloide sensacionalista News Of The World no compareció a prestar declaración en la vista celebrada en la mañana de hoy, jueves.

Mosley demandó al mencionado rotativo por haber hecho pública una grabación en la que se le veía en plena orgía con cinco prostitutas y a la que el diario tildó en su momento de "nazi y enferma". La mujer que iba a prestar testimonio, y que fue la encargada de filmar las controvertidas imágenes, no se presentó. El abogado defensor del diario británico, Mark Warby, explicó que "el estado mental y emocional de la mujer era tal que no hubiera sido justo ni razonable llamarla a prestar declaración", un hecho por el que la vista en cuestión se ha pospuesto hasta el próximo lunes.

Estaba previsto que la mencionada testigo, una dominatrix que grabó en secreto la sesión sadomasoquista que protagonizó Mosley en un piso de Chelsea el pasado mes de marzo, iba a contar que recibió instrucciones de otra mujer, esta última en contacto directo con Mosley, para dar a la orgía una ambientación nazi. Pese a la ausencia de la testigo, este abogado reiteró que News Of The World no abandona, sin embargo, la postura que mantiene de que ésa fue la temática que tiñó la polémica sesión sexual, en la que participó el presidente de la FIA, para lo cual, dijo, existen pruebas.

Contenido nazi "abrumador" 

Un periodista veterano del mencionado tabloide, Neville Thurlbeck, señaló a ese tribunal que la testigo le había informado de que otra mujer le había dado instrucciones procedentes del mismo Mosley para que la sesión sadomasoquista tuviera una ambientación nazi y en la que ambas deberían vestir uniformes alemanes. Thurlbeck aseguró que en el vídeo de lo sucedido había "abrumadoramente, absolutamente, contenido nazi".

Por su parte, el director del periódico, Colin Myler, dijo que creía que la historia tenía "interés público legítimo" y que era "legítimamente publicable". Además, apuntó que "era absolutamente incierto" que el periódico "fabricara el aspecto nazi de la historia".

Mosley, de 68 años e hijo del líder fascista Sir Oswald Mosley, afirmó que su vida había quedado "destrozada" con la exposición de lo que ese tabloide había calificado de "orgía enferma nazi con cinco prostitutas". Además, su defensa alega que se trató de una "intrusión flagrante e indefendible" que se agravó con la sugerencia del periódico de que Mosley desempeñaba el papel de un comandante en un campo de concentración