Archivo de Público
Domingo, 4 de Noviembre de 2007

El PKK libera en Irak a los 8 soldados turcos secuestrados hace dos semanas

EFE ·04/11/2007 - 09:09h

EFE - Miembros de las fuerzas especiales turcas patrullan una zona de Hakkari, ciudad cercana a la frontera con Irak.

Los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) liberaron hoy a los ochos soldados turcos que habían capturado en el sureste de Turquía el pasado 21 de octubre, informaron hoy la cadena de noticias turca NTV y la agencia pro-kurda de noticias Firat.

Los militares turcos fueron trasladados a Erbil, una de las ciudades más importantes de la zona kurda de Irak, y entregados a las 05.00 hora local (03.00 GMT) a las autoridades del Kurdistán iraquí, para ser transportados hoy mismo hasta Turquía.

NTV informó de que un avión turco se encuentra ya en Erbil para trasladar a los militares a Ankara, algo que podría suceder "hoy en cualquier momento", según fuentes de la emisora.

Los soldados, que fueron liberados vistiendo sus uniformes militares, dijeron que abandonan a sus captores "como amigos", afirmó Firat, una agencia de noticias con sede en Bruselas.

La liberación se produce en la víspera de la visita del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, a Washington, donde se reunirá con el presidente estadounidense, George W. Bush.

Esta entrevista es considerada como crucial para el desenlace de la actual crisis en la zona, donde Turquía amenaza desde hace días con una ofensiva transfronteriza para luchar contra los rebeldes del PKK en el norte de Irak.

El influyente diario turco "Milliyet" aseguró hoy en su versión electrónica que la liberación de los soldados tendrá un efecto positivo sobre la reunión de Erdogan y Bush, ya que Ankara considera la puesta en libertad como una prueba de presiones concretas de Washington sobre los kurdos en el norte de Irak.

Los ocho soldados fueron entregados al ministro del Interior de la Autonomía Kurda de Irak, Mahmoud Osman, al presidente del Fundación Internacional por la Tolerancia, Kerim Sincari, y a dos diputados turcos del pro-kurdo Partido por una Sociedad Democrática (DTP), Aysel Tugluk y Fatma Kurtulan.

Ambos diputados se desplazaron hasta el Kurdistán iraquí ayer, sábado, específicamente para recibir, junto a Osman y Sincari, a los ocho soldados turcos, quienes se encuentran en buenas condiciones, según indicó el PKK a Firat.

El PKK afirma que la liberación de los soldados supone un nuevo paso hacia la solución de la cuestión kurda por medios pacíficos y a través del diálogo.

Los soldados fueron capturados en una emboscada tendida el pasado 21 de octubre en un punto en el sureste de Turquía fronterizo con Irak, en el que otros doce militares murieron y 17 fueron heridos.

La puesta en libertad de los soldados fue exigida a los rebeldes kurdos del PKK no sólo por Turquía sino también por Estados Unidos, el gobierno de Irak y el de la autonomía kurda de Irak.

Turquía ha amenazado con realizar incursiones masivas en el norte de Irak para atacar las bases del PKK, operación que tanto Washington como Bagdad han intentado evitar al instar a los kurdos iraquíes que impidan las actividades del PKK.

De hecho, la Administración Autónoma del Kurdistán Iraquí ha tomado varias medidas concretas en los últimos días contra el PKK, incluido el cierre de sus oficinas en la región, con la esperanza de evitar un operativo turco.