Archivo de Público
Jueves, 10 de Julio de 2008

Irán tensa más la cuerda con un nuevo ensayo de misiles

Fue la primera prueba de esos cohetes durante la noche y experimentada "con total éxito" 

PÚBLICO.ES / EFE ·10/07/2008 - 13:07h

EFE - Fotografía de archivo con fecha del 22 de septiembre de 2005 que muestra al presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, frente a un misil Shahab-3.

El cuerpo de los Guardianes de la Revolución o Pasdarán ha realizado una nueva prueba de misiles de medio y largo alcance durante la maniobras que sus efectivos realizan en el Golfo Pérsico, ha informado la televisión Al Alam.

El nuevo ensayo se produjo durante la noche del miércoles al jueves, e incluyó los cohetes Fateh (Conquistador) y Zilzal (Terremoto), de medio alcance, así como Shihab-3 (Rayo), de 2.000 kilómetros de alcance y capaz de llegar a numerosos objetivos en Oriente Medio, incluido Israel.

La cadena Al Alam indicó que esa fue la primera prueba de esos cohetes durante la noche, y que fue experimentada "con total éxito", tras el "éxito" del primer ensayo de los mismos modelos de cohetes, llevado a cabo ayer durante los ejercicios de los Guardianes.

'El profeta más grande' 

En las maniobras, bautizadas como El profeta más grande, los Pasarán también probaron cohetes mar-tierra, mar-aire y mar-mar, añadió la fuente.

La prueba realizada ayer por los Guardianes fue criticada por varios países occidentales. La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, consideró que demuestra que la amenaza del régimen de Teherán "no es imaginaria".

"Son para objetivos puramente defensivos"

El ministro de Defensa iraní, Mostafa Nayar, aseguró, sin embargo, que su país no utilizará esos misiles para amenazar a otros Estados, pues "son para objetivos puramente defensivos" y para "repeler a aquellos que intentan atacar a Irán".

Las maniobras de los Guardianes, la columna vertebral del régimen de Teherán, se producen en medio de la tensión por las amenazas iraníes contra Israel y la fuerza naval estadounidense en el Golfo Pérsico, en caso de que esos países ataquen las instalaciones atómicas iraníes.