Archivo de Público
Jueves, 10 de Julio de 2008

Casi la mitad del personal militar británico quiere dejar la carrera

Entre las razones principales destacan la falta de moral y la falta del equipamiento suficiente en el frente de batalla

·10/07/2008 - 12:03h

De los 24.000 militares entrevistados en una encuesta realizada por el Ministerio de Defensa británico, el 47% ha reconocido que considera constantemente presentar la dimisión, según el sondeo hecho entre julio y octubre de 2007 para evaluar la actitud del personal.

Las presiones por las frecuentes misiones que deben realizar en Afganistán e Irak afectan a los militares, que no están conformes por la cantidad de tiempo que deben permanecer separados de sus familias, según refleja la consulta.

La moral entre la tropa está muy baja. Así lo ha reconocido el 49% del personal de la Marina (Royal Navy), el 50% de la Real Fuerza Armada (RAF) y el 45% del Ejército de tierra. 

Menos de un uno por ciento de los militares de la Marina consideró que la moral es muy alta, y lo mismo siente el uno por ciento en el Ejército y menos del uno por ciento del personal aéreo.

Respecto a la insatisfacción por el equipamiento, el porcentaje entre los miembros de la Marina se situó en el treinta por ciento, mientras que en el Ejército fue del 31 y del 32 por ciento entre el personal aéreo.

El viceministro británico para las Fuerzas Armadas, Derek Twigg, señaló que, desde que se hizo la encuesta, el Gobierno ha puesto en marcha cambios importantes, como aumentos de sueldo, un ajuste de las pagas adicionales durante las misiones en el frente y la introducción de ayudas para los militares con niños a su cargo.

"En los próximos diez años, vamos a invertir 8.400 millones de libras (unos 10.500 millones de euros) en alojamiento, un asunto que es de gran prioridad para nuestro personal", añadió Twigg.

Pero reconoció que el Gobierno sabe que "siempre hay mucho por hacer" y a finales de este mes espera presentar nuevas medidas para mejorar las condiciones de los militares.

Sin embargo, el diputado conservador Patrick Mercer dijo que el sondeo pone de manifiesto las presiones que afrontan los militares.

"Creo que el tiempo de operaciones ha causado estos niveles de estrés para las familias y no sorprende que tantos estén pensando en marcharse", añadió Mercer.