Archivo de Público
Miércoles, 9 de Julio de 2008

Mas oxigena la cúpula de CDC y refuerza a Puig

Recoder liderará a los alcaldes y Madí y Homs se blindan en el nucleo duro

FERRAN CASAS ·09/07/2008 - 21:40h

Artur Mas ya tiene cerrado el organigrama de la nueva CDC. El secretario general de la formación nacionalista, que será reelegido sin problemas en el congreso que empieza mañana, pretende oxigenar la cúpula renovando hasta el 40% de miembros e incluyendo las sensibilidades más representativas. También reforzará a Felip Puig, el secretario general adjunto que controlará el partido mientras Mas se centra en la Casa Grande del catalanismo y en su candidatura para 2010.

Las antiguas seis vicesecretarias generales pasan a cuatro. Sólo Lluís Corominas, fiel a Puig, sigue. Puig asciende y Antoni Vives, Antoni Fernández Teixidó, Dolors Batalla y Carme Vidal son desplazados a cargos menos relevantes en la dirección, que será de casi 60 miembros. Los nuevos secretarios ejecutivos son la senadora Montserrat Candini, próxima al secretario general adjunto, y Francesc Homs y David Madí, de estricta confianza de Mas y a quienes éste ha querido blindar pese a las críticas. El joven Jordi Cuminal, lider de la JNC, asumirá comunicación.

Entrará el alcalde de Sant Cugat, Lluís Recoder, como responsable de la comisión de política municipal después de marcar distancias con Mas. Le acompañarán los principales alcaldes de CDC. El diputado Carles Campuzano se verá desplazado por Marta Alòs como presidente del consejo nacional.

El cargo de Pujol no se votará

Jordi Pujol seguirá siendo el presidente de CDC. Fuentes de la dirección aseguran que mientras esté en activo presidirá el partido pero que su cargo ya no se someterá a votación y quedará estatutariamente fijado.

Pujol no tendrá funciones ejecutivas pero siempre que asista a alguna reunión de CDC la presidirá. No perderá un ápice de influencia.