Archivo de Público
Miércoles, 9 de Julio de 2008

Expertos rusos subrayan que Irán tardará años en crear un misil de largo alcance

EFE ·09/07/2008 - 09:00h

EFE - Fotografía facilitada por la televisión iraní Al-Alam que muestra el lanzamiento de la nueva versión del misil de construcción iraní Shahab-3 al sur de Irán. Dicho misil tiene un alcance de hasta 2.000 kilómetros y es capaz de alcanzar cualquier parte de Israel.

Expertos militares rusos restaron hoy importancia a la nueva prueba de un cohete realizada por Irán al señalar que ese país tardará entre ocho y diez años en crear misiles balísticos intercontinentales.

"Esa prueba del misil de medio alcance no contiene nada nuevo. Podemos estar seguros de que la industria iraní no está lista para producir misiles balísticos intercontinentales, contra los que EEUU despliega sus bases de antimisiles en Polonia y la República Checa", declaró el general retirado Víctor Yesin.

El general, ex jefe del estado mayor de las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia, admitió que el régimen de Teherán podrá crear en el futuro misiles de largo alcance, pero subrayó que "necesitará para ello como mínimo ocho años, posiblemente incluso diez".

En declaraciones a la agencia Interfax el experto admitió que Teherán desarrolla así su programa de misiles, pero subrayó que éste no esta dirigido contra Rusia, país amigo que construye la primera planta nuclear iraní, Bushehr, a orillas del golfo Pérsico.

"Teherán nunca ha amenazado a Rusia. Para él, esos misiles son un medio de defensa contra Israel, que ha amenazado reiteradamente con bombardear las instalaciones nucleares de Irán si éste se acerca a la producción de armas atómicas", indicó.

Añadió que Rusia, en cualquier caso, tiene potentes sistemas de defensa aérea contra ataques con cohetes de corto y mediano alcance.

Otro general retirado, Leonid Ivashov, ex jefe de cooperación internacional del ministerio de Defensa ruso, subrayó a su vez que Irán desarrolla el programa anunciado para crear cohetes de medio alcance, pero que nunca ha declarado su intención de fabricar misiles intercontinentales.

Ivashov señaló asimismo que Irán obra movido por la amenaza que para él representa Israel, dotado de misiles y armas nucleares, y teniendo en cuenta "la amarga experiencia de Yugoslavia e Irak, así como las fuertes presiones por parte de Estados Unidos y Occidente".

"Irán toma medidas para defender su seguridad", señaló Ivashov.

El general descartó que esto suponga una amenaza directa para Rusia, aunque admitió que "hay ciertos riesgos que tienen que ver con lanzamientos accidentados y fallos técnicos".

Irán anunció hoy que ha probado "con éxito" un nuevo misil, "Shihab-3", de 2.000 kilómetros de alcance, durante las maniobras que unidades navales y aéreas del cuerpo de los Guardianes de la Revolución hacen en el golfo Pérsico.

La secretaria estadounidense de Estado, Condoleezza Rice, advirtió hoy en Sofía de que la prueba de un nuevo misil por parte de Irán "demuestra que la amenaza del régimen de Teherán no es imaginaria".

Preguntada sobre la reacción rusa de rechazo al acuerdo entre Washington y Praga para instalar en suelo checo un radar, primer elemento del escudo norteamericano destinado a neutralizar posibles ataques con misiles de Irán, Rice comentó que "la mala reacción de Rusia era esperada".

"Esperamos que un día Rusia se dé cuenta de las amenazas de forma real y de que también van dirigidas contra ella", añadió Rice en alusión a la postura actual de Moscú, que considera que el escudo estará dirigido contra su potencial militar.