Domingo, 4 de Noviembre de 2007

La Fiscalía no pedirá pena para Olarra Guridi por el atentado de Gerona al no tener pruebas

EFE ·04/11/2007 - 10:21h

EFE - Imagen de archivo del etarra Juan Antonio Olarra Guridi.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no solicitará pena alguna para Juan Antonio Olarra Guridi en relación con la explosión de un coche bomba junto al hotel Montecarlo de Rosas (Gerona) en 2001, en la que murió un mosso d'Esquadra, al considerar que no hay ninguna "prueba de cargo" que le incrimine.

En contra del criterio del Ministerio Público, que ha solicitado el sobreseimiento provisional de la causa, el juicio se celebrará el próximo jueves a petición de las acusaciones particulares, las cuales, en opinión del fiscal Miguel Ángel Carballo, "no recogen motivaciones reales" para apoyar la apertura de la vista oral.

Incluso, señala en su escrito de conclusiones provisionales, considera que estas acusaciones también caen en "graves errores" en la lectura de las declaraciones de los hasta ahora únicos condenados por este atentado "al confundir otros hechos con los que han generado" el sumario actual.

De esta manera el fiscal se refiere a lo declarado por el miembro de ETA Aitor Olaizola ante la Guardia Civil el 18 de marzo de 2001 y hace constar el error en el que incurre una de las acusaciones particulares al asegurar que Olarra Guridi fue quien entregó el vehículo cargado de explosivos con el que se comete el atentado, ya que este automóvil -dice- fue abandonado muchos meses antes del atentado sin explosionarlo.

Por tanto "no se trata del coche explosionado en el Hotel Montecarlo" y, según el testimonio de Olaizola, añade el fiscal, las informaciones de hoteles "ni siquiera" se las entregan a Olarra Guridi.

Sobre el automóvil utilizado en el atentado Carballo recalca que en las declaraciones judiciales de Olaizola puede leerse literalmente cómo "fue la rubia (identificada como Ainhoa Mugica Goñi) quien les entregó el coche en Francia. Pasaron por Port Boy y lo llevaron hasta Rosas".

Esta versión es la misma, señala el fiscal, que la aportada por la ya condenada por estos hechos, Eider Pérez Aristizabal, quien afirma que el vehículo que presuntamente entregaría Olarra Guridi no es el que explosiona en el hotel Montecarmelo, sino que es "un coche entregado mucho antes".

Sólo uno de los condenados, recuerda el representante del Ministerio Público, declara que Olarra Guridi fue quien les solicitó informaciones de hoteles de la Costa Brava.

Ninguno dice que se le entregaran dichas informaciones, el coche que el procesado les entrega no es el que estalla en el mencionado hotel y las personas que se lo entregan "están identificadas perfectamente", concluye el fiscal.