Archivo de Público
Miércoles, 9 de Julio de 2008

El PP de Madrid cuestiona la "supuesta superioridad moral" de los "progres" en un documento de difusión interna

"Cierta izquierda española tiende a comportarse como si sus ideas fueran moralmente superiores a las de los demás", se dice en un escrito que trata de rebatir algunas críticas del PSOE hacia la "política urbanística especuladora" del PP

EFE ·09/07/2008 - 16:45h

El PP de Madrid ha elaborado un argumentario interno en el que cuestiona la "supuesta superioridad moral" de los "progres", y en el que critica a la izquierda por atribuirse una representatividad que "no tiene" y apelar a una ideología que "ha fracasado".

Este documento, que ha sido distribuido entre los dirigentes, concejales y diputados autonómicos del PP madrileño, es especialmente duro con el PSOE y con su vicesecretario general, José Blanco. Precisamente se dirige a Blanco para señalar que "debería dejar de mentir y culpar a los demás de la incompetencia de su partido"; al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se le describe como "líder únicamente en destrucción de empleo".

"¿Cuántos empleos han de destruirse para que los socialistas reaccionen de una vez y dejen de desentenderse de la situación de los españoles?", se pregunta el partido que en Madrid dirige Esperanza Aguirre.

El argumentario pretende responder a unas recientes críticas de Blanco, quien -siempre según el documento del PP- dijo que el creciente desempleo en algunas comunidades es fruto de la "política urbanística especuladora" que aplican esas autonomías. "No caben más mentiras/estupideces en una sola frase", sentencia el PP de Madrid, quien emplaza a sus cargos a desmentir que las comunidades gobernadas por el PP sean las que más paro tienen; "es más bien al revés", apostilla.

También les alecciona para que acusen al PSOE de practicar "un urbanismo atroz", muestra de lo cual señala los casos de Estepona, Marbella o Ciempozuelos."Es el colmo del cinismo que el PSOE culpe del paro a comunidades como Madrid, que es el motor económico y laboral de España", prosigue el documento, antes de hacer hincapié en que "cierta izquierda española tiene tendencia a expresarse y comportarse como si sus ideas fueran moralmente superiores a las de los demás".

"La única verdad es su opinión"

Una "supuesta superioridad moral" que, en opinión del PP, permite a la izquierda "mentir con facilidad, al considerar que no existe verdad ni mentira, sino que la única verdad que existe es su opinión".

Así las cosas, se pregunta "¿de dónde nace este complejo de superioridad?", para mostrar su esperanza, en tono irónico, en que la nueva "macrofundación" que presidirá Jesús Caldera "y su fábrica de pensamiento" ayuden a averiguar ese "misterio".

Hasta en ocho ocasiones califica a la izquierda de "progre" y dice de ella que se siente moralmente superior porque se atribuye una representatividad que "no tiene", que le permite hablar en nombre de toda la sociedad -la cual "no desea tal representación"- y apela a una ideología que "ha fracasado" y a unos compromisos sociales que "siempre incumple y sólo practica de palabra".