Archivo de Público
Miércoles, 9 de Julio de 2008

Angel María Villar entrega la Copa al CSD en homenaje a "todo el deporte español"

EFE ·09/07/2008 - 15:00h

EFE - El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Angel María Villar (i) junto al secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky hoy en el acto de entrega al Consejo Superior de Deportes (CSD) del trofeo que acredita a la selección como campeón de la Eurocopa 2008, en un acto en que se ha querido homenajear a "todo el deporte español".

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Angel María Villar, hizo hoy la entrega protocolaria al Consejo Superior de Deportes (CSD) del trofeo que acredita a la selección como campeón de la Eurocopa 2008, en un acto en que se ha querido homenajear a "todo el deporte español".

"Vengo a ofrecer la Copa de Europa a todo el deporte español. Este es el éxito del fútbol español más importante de la historia, porque se ganó brillantemente, porque el torneo tuvo una organización genial, por el lugar donde se ha ganado y por el nivel de la competición", comentó Villar.

El presidente de la RFEF acudió a la sede del CSD, en un acto organizado en un carpa montada en los jardines de la sede de este organismo en Madrid y en donde fue recibido por el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky.

En el acto, asimismo, entre otros estuvieron presentes el secretario general de la RFEF, Jorge Juan Pérez, el representante de las aficiones unidas, Pepín Solibraña, y los directores generales del CSD.

Villar, en su alocución inicial, también se refirió a la Eurocopa conseguida en 1964 por la selección española, al derrotar en la final al combinado de la Unión Soviética, en partido disputado en el madrileño estadio "Santiago Bernabéu".

"En 1964, la final con 14 años la vi en un bar, pues no teníamos televisión. Hoy, 44 años después, quiero acordarme especialmente de aquellos españoles que no creían que íbamos a vivir una alegría similar a aquella", dijo el máximo dirigente federativo.

Villar, asimismo, dijo que "el triunfo de la Eurocopa'08 tiene nombre y apellidos": "En primer lugar los jugadores, el seleccionador nacional y, luego, todas aquellas personas que hemos trabajado en pos del fútbol español".

"Quiero dar las gracias a los aficionados, que desde el final de la Eurocopa de Portugal'04 han asistido y apoyado a la selección en gran manera, entre 15.000 y 20.000 personas en cada partido. No me quiero olvidar tampoco del recibimiento en Madrid, que fue una expresión espontánea de los españoles manifestando su alegría", comentó Villar, que después invitó a los presenten a hacerse una fotografía con la Copa.

Por su parte, el secretario de Estado para el Deporte, que hizo entrega a Villar de una escultura de madera (con un balón en la parte superior) para conmemorar este día, no dudó en "reconocer que cuando existen este tipo de éxitos deportivos las cosas se han hecho bien".

"Tanto de parte de los jugadores, como del seleccionador, el cuerpo técnico y el conjunto de la RFEF, quienes trabajaron para un mismo objetivo. Cuando hay calidad, categoría y ganas de vencer se dejan de lado cuestiones que no tienen que ver con el fútbol. Estamos viviendo un momento dulce del deporte español y este título de Europa cierra un círculo virtuoso, que deja a España como país referente en el mundo polideportivo", dijo Jaime Lissavetzky.

El secretario de Estado del CSD, asimismo, ha querido "destacar la comunión que ha logrado el fútbol y la sociedad española, que ha logrado transformar a 'la roja' en un referente del deporte": "Y queremos que con esto se logre un proyección internacional en otros ámbitos".