Archivo de Público
Martes, 8 de Julio de 2008

La nueva ministra de Economía de Ecuador apuesta por el pago de la deuda social

EFE ·08/07/2008 - 16:05h

EFE - El presidente de Ecuador, Rafael Correa (i), observa hoy, en Quito, el acto de firma de la parlamentaria andina Wilma Salgado (d) al asumir el cargo de ministra de Economía de Ecuador, en reemplazo de Fausto Ortiz, que renunció en momentos en que la estatal Agencia de Garantías de Depósitos (AGD) se incautó de 195 empresas vinculadas al Grupo Isaías, entre ellas varios medios de comunicación.

La ministra de Economía de Ecuador, Wilma Salgado, aseguró hoy que una de sus prioridades en su nuevo cargo será la de pagar la deuda social y efectuar un saneamiento moral e institucional.

Al asumir el cargo, Salgado dijo que una de las prioridades que mantendrá en ese ministerio es "lograr que los recursos que existen del ahorro interno" se destinen a las personas y a los sectores "más desprotegidos, con políticas claras".

"No vamos a diseñar desde el escritorio ninguna política, vamos a diseñar conjuntamente con la población, que se espera sea la beneficiaria, porque ellos saben las soluciones y las necesidades", dijo Salgado tras recordar que el jefe de Estado, Rafael Correa, ha reiterado esas mismas declaraciones.

Salgado, que también se desempeñó como gerente de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD), dijo que en su administración se pagará la deuda social y no se seguirá sometiendo a la población a la "dictadura de los mercados financieros internacionales que dominan el mundo".

"Vamos a revertir esa situación", dijo Salgado tras agregar que no utilizará los "indicadores macroeconómicos" que usan ciertos países para demostrar una "economía saludable", cuando realmente en los hogares de esas ciudades "hay pobreza".

Salgado dijo que seguirá en el proceso de cierre de la AGD, institución creada hace diez años con el objetivo de recuperar el dinero que el Estado destinó para sanear a una veintena de bancos intervenidos tras la crisis financiera de 1998 y 1999, considerada la peor de la historia de esta nación andina.

Salgado, que fue acusada por la justicia ecuatoriana de cometer irregularidades durante el periodo que se desempeñó como gerente de la AGD, dijo que impulsará juicios penales y "seguirá con las órdenes de incautación y embargos", porque a su criterio "muchos deuderos no han sido tocados".

"La AGD tiene que cumplir su misión antes del cierre. Su función es el saneamiento económico, no sólo se trata de recuperar los recurso económicos que nos fueros esquilmados a todos los ecuatorianos por un grupo de banqueros, sino que se trata de un saneamiento moral e institucional", agregó Salgado.

El jefe de Estado, por su parte, destacó la valentía de Salgado, también parlamentaría Andina, al asegurar que fue perseguida políticamente durante cinco años por su desempeñó en la AGD entre el 11 de marzo de 2003 y marzo de 2004.

"Una mujer muy valerosa que ha sufrido mucho estos últimos cinco años por una injusta persecución y que recibió la amnistía por parte de la Asamblea hoy se une al equipo de la revolución ciudadana", dijo Correa a Salgado en el acto de juramento, al que asistieron varios ministros del Gobierno.

La Asamblea Constituyente de Ecuador otorgó la semana pasada la amnistía a Salgado y a otros tres gerentes de la AGD, que fueron acusados por la justicia ecuatoriana por irregularidades durante sus funciones en la institución.