Archivo de Público
Miércoles, 9 de Julio de 2008

El Gobierno de Uribe y las FARC, dispuestos para el diálogo

Tanto el Ejecutivo colombiano como el jefe de la guerrilla, 'Alfonso Cano', muestran su disposición a un "encuentro directo" que incluya un canje de rehenes

EFE ·09/07/2008 - 08:00h

EFE - La ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, liberada el pasado 2 de julio.

El Gobierno de Colombia se ha declarado dispuesto a un encuentro con la guerrilla de las FARC para negociar un canje de rehenes por rebeldes presos o un acuerdo de paz, después de que el máximo jefe de ese grupo, Alfonso Cano, aceptara un "contacto directo" con el Ejecutivo. 

El ministro de Interior y Justicia, Fabio Valencia Cossio, señaló que el Gobierno tiene abiertas las puertas para la negociación de un acuerdo humanitario o un diálogo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ante la propuesta de Cano, alias de Guillermo León Saenz.

"El Gobierno, a través del alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, ha dicho que está dispuesto a dialogar directamente con la guerrilla (...) De manera que si las FARC están de acuerdo con eso, el presidente (Álvaro Uribe) está listo al acuerdo humanitario o a la negociación política", dijo. 

Un comunicado de las FARC divulgado hoy por un informativo de televisión, aunque fechado en junio pasado, indica que Alfonso Cano acepta "un contacto directo" con el Gobierno colombiano "para el intercambio humanitario". 

"Nuestra propuesta de encontrarnos con el Gobierno para precisar los términos de un acuerdo continúa vigente, así como la decisión de mantener comunicación", señaló el líder rebelde en el mensaje fechado antes del rescate el 2 de julio de 15 rehenes de las FARC, entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt. 

"Por las vías civilizadas del diálogo"

"Persistiremos en nuestros esfuerzos por alcanzar la paz democrática por las vías civilizadas del diálogo, tal como lo hemos hecho desde hace 44 años", añadió. Guillermo León Saenz sucedió en la jefatura de las FARC a Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda o Tirofijo, fallecido el 26 de marzo pasado. 

Las FARC aún tienen en su poder a 25 rehenes "canjeables", tres civiles y 22 policías y militares, quienes hacen parte de una lista de secuestrados que pretenden intercambiar por sus hombres presos en cárceles a través de un acuerdo humanitario. 

El máximo comandante de las FARC también anunció en el mensaje la "nueva estructura" de algunos mandos, entre ellas que "Iván Márquez", alias de Luciano Marín Arango, queda como "jefe de las relaciones internacionales del estado mayor central". 

También reveló que "Pablo Catatumbo" (Jorge Torres Victoria) es el nuevo jefe del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, partido político de esa guerrilla y que hasta la muerte de Tirofijo era dirigido por el propio Cano

Betancourt pide a Uribe que acepte ayuda para liberar a los rehenes

Ingrid Betancourt instó hoy a las autoridades colombianas a recapacitar y aceptar ayuda para lograr la liberación de los rehenes en manos de las FARC en la selva. "El problema de los secuestrados en Colombia necesita el trabajo de mucha gente. Creo que una sola persona no lo puede lograr", dijo la ex cautiva de la guerrilla en alusión al presidente colombiano, Álvaro Uribe, en una entrevista en París. El Gobierno colombiano hizo saber ayer que ya no tenía "confianza" en los emisarios europeos y que iba a intentar establecer un contacto directo con las FARC.

El alto comisionado colombiano para la paz, Luis Carlos Restrepo, argumentó que "hablar hoy de un acuerdo humanitario como de una primera etapa antes de la paz ya no tiene sentido", en referencia a la misión de los emisarios francés y suizo que actúan en nombre de Francia, España y Suiza, que llevan años tratando de fomentar negociaciones entre el Gobierno y las FARC.

"El problema de los secuestrados colombianos es un problema que ha tocado el corazón del mundo. No podemos cerrarles las puertas a aquellos que quieren ayudarnos. Al contrario. Creo que todo aquél que quiera aportar para que estas personas que siguen en la selva vuelvan tiene que ser bienvenido en nuestro país", dijo Betancourt.

Betancourt, que se ha declarado dispuesta a mediar entre Uribe y el presidente venezolano, Hugo Chávez, para "restablecer la amistad y la confianza" entre ambos y tratar de resolver el problema de los rehenes, "sueña" con que los dos "se vuelvan a abrazar".