Archivo de Público
Martes, 8 de Julio de 2008

Multa de 21 millones a las eléctricas por el apagón

Endesa recurrirá la sanción de la Generalitat por la avería que apagó Barcelona

N.R. ·08/07/2008 - 22:38h

El Departamento de Economía de la Generalitat de Catalunya ha propuesto imponer una sanción de once millones de euros a Red Eléctrica de España (REE) y de otros diez millones a Endesa por el apagón del 23 de julio de 2007, que dejó sin electricidad (en algunos casos, por varios días) a 320.000 abonados de Barcelona. Endesa recurrirá la multa; REE no lo ha decidido aún.

La legislación catalana prevé sanciones de hasta 30 millones de euros por este tipo de infracciones, que están tipificadas como muy graves, y da un plazo de quince días a los sancionados para recurrir. Ninguna de las dos empresas decía tener ayer constancia oficial de la propuesta de multa."La propuestas de sanción, que iniciarán ahora el trámite de audiencia a las compañías, recogen que Fecsa-Endesa, como responsable de la red de distribución, y REE, como responsable de la red de transporte, han cometido una infracción administrativa muy grave", argumentó el Departamento de Economía.

Infractor reicidente

La sanción se basa en las conclusiones de un informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) que, en octubre pasado, atribuyó a ambas empresas la responsabilidad del caos. Según el regulador, el apagón tuvo dos causas: la caída de un cable de distribución de 110 kilovoltios propiedad de Endesa sobre la subestación de Collblanc, propiedad de REE, y el posterior incendio declarado en la subestación de Maragall.

La Generalitat ya sancionó en 2002, con 1,2 millones de euros a Endesa, por los apagones ocurridos en Barcelona en diciembre de 2001, que afectaron a un millón de personas. El Tribunal Supremo desestimó entonces el recurso de Endesa contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

Casualmente, también ayer, antes de que se conociera la propuesta de sanción de la Generalitat, REE anunció la finalización de la reconstrucción de las infraestructuras de transporte de la subestación de Maragall.
Luis Atienza, presidente de REE, aseguró ayer que "la situación del sistema eléctrico español es holgada" para afrontar los repuntes del consumo energético durante el verano y descartó que se produzcan apagones ante el previsible incremento de la demanda energética.