Archivo de Público
Martes, 8 de Julio de 2008

Cuatro gallegos ingresan en prisión por un alijo de 625 kilos de cocaína

EFE ·08/07/2008 - 22:01h

EFE - Un miembro de la Policía Nacional trasladan al vecino de Vigo L.I.S. de 40 años, tras prestar declaración en el juzgado de instrucción número tres de Ourense en relación a un alijo de 628 kilogramos de cocaína incautado, en una acción policial conjunta de Pontevedra y Portugal, dentro de un contenedor de ajos procedentes de Argentina.

Los cuatro gallegos detenidos en relación con una operación internacional de tráfico de 625 kilos de cocaína, que declararon hoy en el juzgado de Ourense, fueron trasladados a la prisión provincial de Pereiro de Aguiar, por orden del juez, mientras un quinto imputado está en libertad, tras abrirle diligencias en Tui (Pontevedra).

Los detenidos que declararon en Ourense a lo largo de todo el día son F.L.P.B. de 43 años, empresario de Taboadela (Ourense), los hermanos de Tui (Pontevedra) J.A.R. de 40 años y C.A.R. de 42 años, y el vigués L.I.S. de 40 años, a los que se añade D.P.V. de 33 años, natural de Ourense y con diligencias abiertas en Tui.

El primero en declarar fue el empresario del sector cárnico con nave industrial en Taboadela y también fue el primero en saber, cuando estaba en los calabozos del juzgado, que sería trasladado a prisión.

Mientras los imputados declararon en el juzgado de instrucción número 3 de Ourense, esposas y amigos estaban fuera a la espera de noticias.

Las declaraciones terminaron a las 20:00 y la fiscal pidió prisión para los cuatro, confirmada luego por la juez, que mantuvo el secreto del sumario.

Fuentes de la Policía Nacional explicaron, en un comunicado, que las detenciones tienen relación con una operación internacional de tráfico de drogas desarticulada por la actuación conjunta de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado (UDYCO), Cuerpo Nacional de Policía en Galicia, la Guardia Civil de Pontevedra y la Policía Judiciaria de Portugal.

La operación policial, denominada "Cabana-Sordo", comenzó en 2007 y se saldó con la aprehensión de 625 kilogramos de cocaína -cuyo valor aproximado en el mercado es de 18 millones de euros, en el puerto de Leixoes (Porto)- y de 16 teléfonos móviles, 2 ordenadores portátiles, 3 vehículos, un rifle calibre 22 y munición, 13.500 euros y 600 pesos argentinos, tras cinco registros en diversos inmuebles de Tui y Ourense.

Las detenciones se produjeron en Tui, tras descubrir el alijo de cocaína en un contenedor de ajos, procedente del puerto argentino de Rosario, y con destino a Porto, donde sería recibido por una empresa portuguesa de comercio alimentario en la localidad de Famaliçao, a nombre del empresario de Taboadela.