Archivo de Público
Martes, 8 de Julio de 2008

El PP ve "maniobras de distracción" en las propuestas sociales del PSOE

Arenas considera que los debates abiertos por los socialistas en el congreso del fin de semana pasado pretenden "atacar a la Iglesia"

YOLANDA GONZÁLEZ ·08/07/2008 - 21:14h

A lo largo del pasado fin de semana, el PP fue bastante insistente a la hora de señalar que el PSOE estaba utilizando su congreso federal para tapar los problemas económicos a los que se enfrenta España. Este martes estas críticas subieron de tono. Fueron tres los dirigentes conservadores que mantuvieron que el paquete de medidas sociales debatidas por el PSOE (reforma de le ley del aborto, muerte digna, laicismo y voto inmigrante) no son más que una cortina de humo para desviar la atención de los temas que realmente importan.

Para la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, las propuestas sociales de los socialistas no son más que "maniobras de distracción". Por ello, prefiere reservarse su opinión al respecto hasta que el PSOE aclare cómo va plantear las diferentes cuestiones. La portavoz de los conservadores dijo no entender muy bien por qué los socialistas recuperan ahora temas como el aborto, cuando no se atrevieron a abordarlo en su programa electoral, aunque no oculta sus sospechas: "No tienen ni una sola solución" que ofrecer a los españoles.

Menos precisa fue cuando se le cuestionó sobre la posición de su partido en temas como el aborto y la eutanasia. Primero, dijo que la postura del PP en estos asuntos estaba recogida en su programa electoral y en la ponencia política. Después, cuando se le comentó que ninguno de los dos documentos recogía nada al respecto, señaló que la postura de su partido quedó clara "en la comparecencia de María Teresa Fernández de la Vega en la Comisión Constitucional". Sáenz de Santamaría solicitó al Gobierno que en estas cuestiones se ciña al respecto de la ley y de la Constitución Española y que "lo que se haga, se haga con seriedad" evitando "debates que dividen".

"Izquierda radical"

También de división hablaron el vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, y la secretaria general, María Dolores de Cospedal. Arenas se mostró convencido de que, además de perseguir "dividir y enfrentar" a la sociedad española, el PSOE está empeñado en "atacar a la Iglesia" de manera "injustificable". Esta última observación es una clara alusión a la propuesta de retirada de los crucifijos en lugares y actos públicos o al aborto. Cree también que con el congreso que acaba de celebrarse, el PSOE se sitúa como una opción de la "izquierda radical".
El también presidente del PP de Andalucía aseguró que los socialistas pretenden "tapar los problemas reales", informa Europa Press.

Por su parte, María Dolores de Cospedal añadió que el PSOE ha abierto el debate sobre el aborto, la laicidad o la eutanasia pero que estos temas "no suponen una demanda social". La número dos del PP se lamentó de que la palabra "crisis" haya estado ausente en el 37 Congreso Federal de los socialistas.

María Dolores de Cospedal aprovechó una rueda de prensa en Toledo para asegurar que seguirá como diputada regional en las Cortes de Castilla-La Mancha, porque es "donde se ejerce oposición al Gobierno autonómico".

Voto inmigrante

A juicio de Cospedal, el derecho de voto de los inmigrantes que propone el PSOE "no está ni bien ni mal", pero lo primero es garantizar el derecho al trabajo de éstos. Soraya Sáenz de Santamaría añadió, por su parte, que este tema tiene una cuestión constitucionalmente clara que es el concepto de "reciprocidad democrática". También señaló que su partido planteará "lo antes posible" en la Cámara una propuesta para que se garantice a los emigrantes españoles que puedan votar en urna.

En un sentido más global, adelantó que su partido pedirá la comparecencia urgente de la vicepresidenta del Gobierno para explicar los "vaivenes" del Gobierno en materia de inmigración.

El PSOE quiso responder a estas críticas del PP. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó en Telecinco que las nuevas leyes que prevé impulsar el Gobierno "tienen sentido" porque van "en la línea de la ampliación de derechos" que ya inició el Ejecutivo de Zapatero en su primer mandato. Cree que esto es "acorde" con el programa electoral.