Archivo de Público
Martes, 8 de Julio de 2008

Miles de italianos cedieron sus huellas dactilares en Italia en solidaridad con los gitanos

El Ejecutivo de Berlusconi empezó a ficharlos la semana pasada. En los archivos del Gobierno constan también la etnia y la procedencia

·08/07/2008 - 17:29h

Miles de personas se dejaron ayer tomar sus huellas dactilares en la calle en protesta por la pretensión del Ministerio del Interior italiano de fichar a todos los gitanos. La organización ARCI, defensora de los derechos humanos, informó de que miles personas, entre ellos políticos de la oposición e intelectuales, pasaron ayer ante la mesa colocada en el centro de Roma para el acto de protesta.

Durante poco más de dos horas y en fila de a dos, los voluntarios se dejaron tomar sus huellas dactilares para mostrar así su desacuerdo con el Gobierno italiano.

El ministro del Interior de Italia, Roberto Maroni, anunció el pasado 25 de junio que se tomarán las huellas dactilares a todos los gitanos, incluidos los menores, para crear un censo de las personas que viven en barrios marginales y asentamientos.

El acto de protesta de ayer se produce después de que en la noche del domingo fuera incendiado intencionadamente un campamento de gitanos abandonado en Nápoles, en el sur de Italia.

Maroni condenó ese acto, que calificó de "hecho muy grave", pero señaló que, a pesar de ello, su Gobierno continuará adelante con la política de fichar a los gitanos sin temer ser acusado de racista.

El titular de Interior hizo esas declaraciones en Cannes, donde se entrevistó con el comisario europeo de Justicia, Jaques Barrot, con quien dijo haber "aclarado los malentendidos relativos al caso de los gitanos".

Maroni, que pertenece a la xenófoba Liga Norte, aseguró que "las recientes polémicas políticas proceden de algunos errores de interpretación de los medios de comunicación".