Archivo de Público
Martes, 8 de Julio de 2008

Irán ensaya con misiles cerca de las tropas de EEUU

Guardianes de la Revolución iraní practican ejercicios con misiles en el Golfo Pérsico 

EFE/PÚBLICO.ES ·08/07/2008 - 10:09h

Unidades aéreas y navales del cuerpo de los Guardianes de la Revolución iraní realizan maniobras militares en el Golfo Pérsico, en las que los ensayan ejercicios con diferentes tipos de misiles, informó hoy la televisión Al Alam.

Estas maniobras comenzaron el lunes en una vía marítima donde predomina la tensión por las amenazas de Teherán de bloquear el estrecho de Ormuz si Irán es atacado. Además, pocas horas antes era el escenario donde patrullaban las unidades de EEUU, Reino Unido y Bahrein.

"Elevar la capacidad defensiva y la preparación de las unidades marítimas y de misiles"

Los ejercicios de los Guardianes o Pasdarán, bautizados como "El profeta más grande", tienen como principal objetivo "elevar la capacidad defensiva y la preparación de las unidades marítimas y de misiles", dijeron fuentes militares, según la cadena Al Alam.

Varios oficiales de los Pasdarán, una fuerza considerada la columna vertebral del régimen islámico de Teherán, han advertido en los últimos meses de que disponen de diferentes tipos de misiles capaces de alcanzar todas las bases del "enemigo" en la región.

Las instalaciones atómicas de Irán en peligro

El comandante de los Guardianes, Ali Yafari, fue más claro cuando amenazó hace una semana con bloquear el estrecho de Ormuz, estratégico para la navegación en el Golfo, si las instalaciones nucleares de su país son atacadas por Israel o EEUU, algo que los miliares estadounidenses en la zona dijeron que no permitirán.

Ormuz, por donde sale un 40% del crudo que cubre la necesidad de petróleo mundial, está en la entrada del Golfo Pérsico, entre la República Islámica y Omán.

Yafari, cuyo cuerpo dispone de diferentes tipos de armamento sofisticado, incluidos misiles de largo alcance, reaccionaba así a las recientes informaciones según las que Israel puede estar preparando un ataque aéreo contra las instalaciones atómicas de Irán, que Teherán asegura que son pacíficas y Occidente sospecha tienen fines militares.

Las advertencias iraníes causaron inquietud entre los países árabes del Golfo debido a que sus economías dependen de la exportación de petróleo, y varios de ellos, como Kuwait, Qatar y Bahrein, acogen en sus territorios o aguas jurisdiccionales bases militares estadounidenses.