Archivo de Público
Lunes, 7 de Julio de 2008

El Estado autonómico de bienestar

Varias comunidades autónomas se han adelantado a las medidas que ahora trata de impulsar el PSOE a nivel estatal

PÚBLICO ·07/07/2008 - 23:52h

Zapatero promete lo que algunas comunidades, gobernadas por dirigentes de su partido e incluso con gobiernos a su derecha, ya han puesto en práctica. El presidente del Gobierno aseguró ayer que plasmará en leyes las tres patas sobre las que cimentó el fin de semana el ideario del PSOE: eutanasia, aborto y derecho de los inmigrantes al voto.

Un ejemplo de la avanzadilla autonómica es Andalucía, que ya prepara una ley para que los enfermos terminales cuya vida penda del cable de un respirador puedan ser desconectados. Si bien su presidente, Manuel Chaves, goza de una mayoría absoluta que le permite actuar con cierta independencia, el PSOE abría la puerta en su programa electoral de 2004 a legislar sobre la eutanasia. La propuesta no se cumplió en la primera legislatura de Zapatero y desapareció del programa para las elecciones generales de 2008.

Aborto y renta básica

También la reforma de la ley del aborto, prometida en 2004 y cuya demanda afloró a finales de 2007 como reacción a las denuncias a clínicasabortistas por parte de grupos católicos, quedó en nada.

Euskadi es la comunidad pionera en debatir el derecho a la renta básica de ciudadanía. Esto supondría que todas las personas, desde su nacimiento, independientemente de sus ingresos, tipo de familia y estado civil, tendrían derecho a un salario universal.

El Estado no puede competir con las autonomías en materia sanitaria. Desde que en 2001 se acabó de transferir las competencias de esta cartera a las comunidades, el Ministerio tiene en sus manos la capacidad de cohesionar el sistema, avanzar en la formación e investigación y proteger a la población. Pero tiene las manos atadas para decidir sobre el modelo sanitario. De ahí que mientras comunidades como Madrid y el País Valenciano (PP) opten por la privatización de la gestión de sus centros, Galicia (PSOE y BNG) reinvierta el proceso.

Con la Educación pasa como con la Sanidad. Las comunidades deciden el número de plazas en sus centros. Cuando se trata de educación no obligatoria de 0 a 3 años las diferencias se acentúan. Aragón fue pionera en poner en marcha la educación gratuita para estos niños. El Departamento de Educación aragonés prevé que, para 2011, el 75% de los niños de 0 a 3 años pueda acudir a escuelas infantiles.

La Ley de la Dependencia es otro ejemplo de cómo la voluntad del Gobierno central no siempre encuentra adeptos, aunque para la opinión pública el Ejecutivo de Zapatero sea el responsable. Son las comunidades quienes evalúan y conceden ayudas a sus dependientes. En función de ello, reciben más o menos dinero de las arcas centrales.

En protección a las víctimas de violencia de género, Euskadi ofrece escoltas y Catalunya deshereda a los maltratadores. Otro ejemplo de cómo la norma estatal va por detrás de la autonómica es la ley andaluza que obliga a que, en las listas electorales, se alternen hombres y mujeres.