Archivo de Público
Lunes, 7 de Julio de 2008

Zapatero recogió el guante de Chaves

Las autonomías se adelantaron con el testamento vital

PÚBLICO.ES ·07/07/2008 - 23:52h

mónica patxot - Una anciana postrada en una camilla.

Fueron las comunidades autónomas quienes se adelantaron con el testamento vital, en el que el paciente puede dejar por escrito los tratamientos a los que quiere ser sometido y aquellos que rechaza. En Andalucía se puso en marcha en 1999; en Catalunya, en 2000; en Galicia, en 2001. Luego, vino el Gobierno, que aprobó en 2002 la Ley de Autonomía y Derechos del Paciente que contemplaba la creación de un registro de últimas voluntades, aprobado el año pasado en Consejo de Ministros.

Y de nuevo, las comunidades se adelantan con el debate de la eutanasia. Andalucía ha tomado el toro por los cuernos y ha anunciado la elaboración de una norma que regule con exactitud la muerte digna. Aunque la Ley de Autonomía del Paciente, elaborada por el PP, ya regulaba los aspectos fundamentales de respeto a la voluntad del enfermo, los casos de Leganés, donde los médicos fueron perseguidos por hacer bien su trabajo, y el de Inmaculada Echevarría, que pidió ser desconectada de un respirador, por lo que aceleró su muerte, impulsaron la norma andaluza.

Andalucía llegará hasta el límite del Código Penal, hasta el final de sus propias competencias recogidas en el Estatuto. Regulará la sedación paliativa y el rechazo del tratamiento (eutanasia pasiva) y prohibirá la obstinación terapéutica.

Zapatero recogió el guante de Manuel Chaves, el presidente andaluz, en el congreso del PSOE y los socialistas, con la oposición en principio del PP, van a afrontar el debate de la muerte digna e incluso de la eutanasia activa –la inyección letal– perseguida en España por el Código Penal. El suicidio asistido (el caso de Ramón Sampedro) también está castigado con cárcel. Los socialistas quieren que la ley respete el derecho de los pacientes a rechazar tratamientos (eutanasia pasiva). Para el PSOE, “forma parte del derecho a una muerte digna poder evitar tales situaciones mediante la retirada de dichos tratamientos”.

Hasta ahora, las CCAA se habían limitado a mejorar, en mayor o menor medida, los cuidados paliativos y a regular el testamento vital. Asturias fue la última en regularlo. El proceso normativo se puso en marcha hace cinco años y el decreto que lo regula se aprobó el pasado 23 de enero. El modelo catalán de cuidados paliativos es pionero en Europa: lleva 18 años en práctica. La mayoría de hospitales cuentan con unidades especializadas y tiene como objetivo tres ejes: control de síntomas, apoyo emocional y comunicación. Sin embargo, la consellera, Marina Geli, se ha pronunciado sobre el debate de la muerte digna asegurando que debe tomarse “con mucha calma y madurez”.