Archivo de Público
Lunes, 7 de Julio de 2008

La nueva Vueling fusionada empezará a operar en 2009

Se cierra por fin el acuerdo con Clickair. Iberia, que ahora controla el 80% de Clickair, tendrá un 45% de la nueva sociedad

GLÒRIA AYUSO ·07/07/2008 - 22:39h

La nueva aerolínea que nacerá de la unión entre Vueling y Clickair empezará a operar en el primer trimestre de 2009. Tras muchas negociaciones y anuncios sobre la operación, ambas compañías de bajo coste han cerrado el acuerdo de fusión, que aprobó este lunes el consejo de administración de Vueling. Iberia, que ahora controla el 80% de Clickair, tendrá un 45% de la nueva sociedad, que operará con el nombre de Vueling.

Al poseer más de un 30%, Iberia estaría obligada a formular una opa. Sin embargo, la compañía se ha acogido a la excepción legal según la cual puede quedar eximida de lanzarla en caso de que no haya intención de gestionar ni controlar la compañía.

Así lo comunicó Iberia a la CNMV momentos después de que Vueling informara sobre el acuerdo. Ante el anuncio de movimientos, la propia CNMV suspendió ayer poco antes de las tres de la tarde la cotización de Vueling e Iberia.

En el reparto del accionariado, Inversiones Hemisferio, el brazo inversor de la familia Lara, que ahora posee el 26,8% de Vueling, tendrá el 15% de la compañía fusionada. Iberia, Hemisferio y Nefinsa, los tres accionistas de referencia, acordaron un pacto de permanencia en la nueva Vueling por un periodo de dos años.

Según el acuerdo, la fusión se realizará mediante la emisión de nuevas acciones que serán suscritas por los accionistas de Clickair, que desaparecerá. Las acciones de la nueva sociedad mantendrán su cotización. La ecuación de canje será la que resulte de asignar el mismo valor a ambas compañías y aplicar tal valor al número de acciones emitidas.

Con el acuerdo, Vueling y Clickair inician ahora un proceso de auditoría de ambas (lo que se conoce como due diligence) para poner sobre la mesa sus activos. Paralelamente, se tramitará la solicitud de autorizaciones a la CNMV y de aprobación de la autoridades de Competencia.

La nueva Vueling será la tercera compañía española, tras Iberia y Spanair. Sumadas las flotas de las dos aerolíneas fusionadas, conforman un total de 47 aviones y más de 10,7 millones de pasajeros transportados en 2007.
Álex Cruz será consejero delegado de la nueva compañía, cargo que ya ostentaba en Clickair, mientras que Piqué se perfila como su presidente.  

Las dos aerolíneas, con sede en Barcelona y rutas similares, están en competencia y acumulan pérdidas (en el caso de Vueling de 62 millones al cierre de 2007), que se van engrosando por el aumento del precio del crudo. Juntas, esperan hacer frente a otras compañías de bajo coste, como Easy Jet y Ryanair.

Un acuerdo gestado durante un año

Rumores

La hipotética fusión entre las compañías, muy similares, se empezó a rumorear a mediados de 2007, cuando Vueling buscaba aliados ante la férrea competencia.

Confirmación

El 31 de marzo, Vueling confirmó a la CNMV contactos con Clickair para una eventual fusión. Las negociaciones las dirigen los principales accionistas de ambas, las familias Lara y Serratosa, respectivamente.

Un proceso algo más largo

La fusión no se cerrará hasta que no se pronuncie la Comisión Nacional de Competencia sobre una posible posición dominante de Iberia.