Archivo de Público
Lunes, 7 de Julio de 2008

Menos promesas y más resultados

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, insiste al G8 en que el desarrollo de África requiere ayudas por valor de 62.000 millones de dólares para paliar las pandemias

Agencias ·07/07/2008 - 20:44h

AFP - Ban Ki-moon y Durao Barroso se dan la mano

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, reclaman al G8 "resultados" de su cumbre de Japón, y no más promesas, para afrontar la crisis alimentaria.

En una rueda de prensa conjunta, Ban y Zoellick se refirieron especialmente a la difícil situación económica que se vive en África, que ha ocupado este lunes los debates de la primera jornada de la cumbre de los países ricos en Hokkaido, una localidad situada en el norte de Japón.

Zoellick considera que la crisis alimentaria está causada por varios factores, entre otros, aunque no únicamente, por los biocombustibles elaborados a partir del maíz y vegetales aceitosos, y que continuará hasta al menos el año 2012.

"No tenemos tiempo que perder"

"No se necesitan más promesas", apuntó el secretario general de la ONU, para quien el mundo afronta actualmente tres crisis interconectadas: el cambio climático, las emergencias de desarrollo y la crisis alimentaria.

Zoellick, por su parte, apuntó que es preciso que los líderes de los siete países más ricos -EEUU, el Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Japón e Italia- y Rusia logren "resultados" en la reunión de tres días que ha comenzado este lunes en un apartado hotel de Hokkaido.

En 2005, el G8 se comprometió a aumentar hasta 25.000 millones de dólares la asistencia a África para 2010 

"El G8 debe llevar esperanza" porque "no tenemos tiempo que perder", señaló el presidente del Banco Mundial. Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas pidió al G8 que no se vuelva atrás en las promesas que hizo en anteriores cumbres y le advirtió de que el desarrollo de África requerirá al menos destinar ayudas por valor de 62.000 millones de dólares para luchar contra las enfermedades infecciosas.

En la reunión de Gleneagles en 2005, el G8 se comprometió a aumentar hasta 25.000 millones de dólares la asistencia a África para 2010 y que después se duplicará hasta los 50.000 millones de dólares, pero hay especulaciones de que habrá una vuelta atrás en ese último acuerdo durante la reunión de Hokkaido.

La Comisión Europea propondrá este martes en la localidad francesa de Estrasburgo crear un fondo de 1.000 millones de euros -unos 1.600 millones de dólares- para ayudar a los agricultores de los países en desarrollo, debido a la actual crisis alimentaria mundial.