Archivo de Público
Lunes, 7 de Julio de 2008

El canciller austríaco se despide y no encabezará la lista electoral de su partido

EFE ·07/07/2008 - 17:05h

EFE - El vicecanciller austríaco, Wilhelm Molterer (izda), y el presidente del Partido Popular Austriaco (ÖVP), Wolfgang Schuessel, durante la reunión de esa fuerza política hoy en Viena.

El canciller federal de Austria, el socialdemócrata Alfred Gusenbauer, anunció hoy su despedida como jefe del Gobierno y no será cabeza de lista de su partido en las elecciones previstas para septiembre próximo, puesto que cede al actual ministro de Transportes, Werner Faymann.

El socio del Partido Socialdemócrata Austríaco (SPÖ) en el Gobierno, el Partido Popular Austríaco (ÖVP), informó hoy de que, tras meses de crisis interna en la coalición, ha decidido abandonar el Ejecutivo para convocar comicios anticipados, que se celebrarán probablemente el 14 o el 21 de septiembre.

Faymann sucedió a Gusenbauer al frente del SPÖ hace sólo tres semanas, en un intento de los socialdemócratas de superar la creciente inquietud en la formación, impulsada por la aparente incapacidad del canciller para imponer su política en la coalición.

El canciller federal en funciones acusó hoy al ÖVP de "no haber aceptado nunca el resultado de las elecciones de octubre 2006", en las que el SPÖ se impuso a los populares, contra todo pronóstico, con una ventaja de un punto porcentual.

"El ÖVP se ha esforzado a lo largo del último año y medio en obstaculizar el trabajo del Gobierno", aseguró Gusenbauer, después de anunciar que Faymann liderará el SPÖ en las próximas elecciones.

La crisis en la coalición entre los dos principales partidos del país se agudizó en junio pasado, cuando Gusenbauer y Faymann anunciaron, mediante una carta publicada en un diario sensacionalista, un cambio de rumbo en la política europea del SPÖ.

En la misiva enviada al editor del rotativo "Kronen Zeitung", Hans Dichand, los líderes del SPÖ señalaron que exigían celebrar un referéndum nacional, en caso de negociarse un nuevo tratado constitucional para la Unión Europea.

Esta postura enfureció al ÖVP, que acusó al SPÖ de "populismo" y de haber abandonado la política común europea, así como de someterse a las presiones de un periódico conocido por sus posiciones euro-escépticas.

La Presidencia del SPÖ hará oficial el nombramiento de Faymann en los próximos días, mientras que por ahora se desconoce el futuro de Gusenbauer, quien entrará en la historia como el canciller federal que menos tiempo ha estado al frente de un Ejecutivo austríaco.