Archivo de Público
Lunes, 7 de Julio de 2008

El Gobierno pide a los constructores que "arrimen el hombro"

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, afirma que los promotores y constructores son "el instrumento necesario" para afrontar la actual coyuntura económica

EFE ·07/07/2008 - 11:22h

 

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, ha reclamado a promotores y constructores que "arrimen el hombro" para afrontar la situación "difícil y complicada" que atraviesa el sector, de la que espera que "lo peor" ya haya pasado.

Corredor dijo que los promotores y constructores son "el instrumento necesario" para afrontar la actual coyuntura económica, por lo que les ha emplazado "a asumir su responsabilidad y arrimar el hombro".

Según explicó, se trata de conseguir una "vuelta a la normalidad" que pasa necesariamente por un cambio de modelo productivo del sector "inmediato e inaplazable", que garantice no sólo el acceso a la vivienda sino también la sostenibilidad de la actividad.

En este sentido, recordó que desde el Gobierno se va a impulsar la rehabilitación como alternativa, con la intención de fomentar un modelo que no consuma suelo, "un recurso natural limitado", pero que fomente la actividad constructora.

Suelo a disposición de las promotoras  

No obstante, la ministra reconoció la necesidad de poner suelo a disposición de la promotoras para la construcción de vivienda protegida en alquiler, razón por la que en las próximas semanas se creará una Comisión Interministerial para ceder suelo público al sector privado.

El desarrollo de parques públicos de viviendas protegidas en alquiler y el arrendamiento con opción a compra están entre las líneas estratégicas del nuevo Plan Estatal de Vivienda (PEV) 2009-2012, del que el ministerio tendrá un borrador el próximo otoño.

La redacción del nuevo plan coincide con una situación económica "difícil y complicada"

La redacción del nuevo plan coincide con una situación económica "difícil y complicada", que "se ceba especialmente con el sector de la construcción", con unos indicadores que muestran acusados descensos en la venta de viviendas (32 por ciento en el primer trimestre).

Sin embargo, la ministra confió en que las medidas puestas en marcha por el Gobierno para paliar esta situación comiencen a surtir efecto en el tercer trimestre del año.

Corredor invitó a convertir los "problemas en oportunidades" y recordó que el mercado inmobiliario estaba en "una dinámica de crecimiento insostenible" por expansivo, por sus tensiones especulativas y porque ha consumido "ingentes cantidades de recursos naturales insustituibles".