Archivo de Público
Domingo, 6 de Julio de 2008

"Renegar de 20 años de vida es duro"

Fabio, que consumió heroína 24 años, trabaja ahora con toxicómanos

A. M. V. ·06/07/2008 - 18:49h

Fabio Boccali se pasea por el bosque entre pinos, mariposas, jeringuillas y deshechos como si estuviera en el comedor de casa. A su alrededor yacen varios toxicómanos que viven en la zona, apartados de cualquier núcleo urbano y cerca de los puntos de venta de heroína. Les habla y pregunta cómo se encuentran. Para un espectador no acostumbrado, estas figuras enjutas y de ojos abatidos evocan poco menos que un muerto viviente. Para Fabio, son su pasado.

"Comencé a pincharme en 1980. Al poco tiempo me fui de casa, porque no quería que mi familia sufriera", dice este italiano de Cremona. Durante mucho tiempo pudo mantener un cierto orden en su vida gracias a que traficaba, lo que le libró de entrar en el tortuoso círculo de tratar de conseguir dinero para cada nueva dosis. Tras 20 años llevando esa vida -"la que he querido llevar", dice- llegó a Barcelona para escapar de una sentencia de prisión.

"Cuando llegué y vi lo que había en Can Tunis, aluciné. En Italia eso no se veía ni en las películas, todo estaba mucho más oculto", recuerda. En 2004, poco antes de decidir no volver a probar la heroína, tuvo su primera sobredosis, pero se salvó porque estaba en una narcosala. Y llegó un día en que dijo basta: "Te das cuenta de que siempre es lo mismo, de que no me aportaba nada más".

Para entonces conocía a Àmbit y comenzó a aportar su experiencia como educador. "Nadie hace esto por dinero. Quería aportar mi experiencia, aunque nunca he querido salvar el mundo, porque ayudar a estas personas es muy difícil, algo que se consigue a muy largo plazo". Sólo hay una pregunta que le cuesta responder: "¿Si me arrepiento? Por mi familia, sí. Pero es muy, muy duro, renegar de 20 años de mi vida".