Archivo de Público
Domingo, 6 de Julio de 2008

Zapatero ataca a quienes buscan rédito en la crisis

"No es verdad que la economía no sea de derechas ni de izquierdas", afirma durante la clausura del Congreso del PSOE. Acusa al PP de confiar en que "las cosas se tuerzan para llegar al poder".

GONZALO LÓPEZ ALBA ·06/07/2008 - 12:47h

 

José Luis Rodríguez Zapatero ha clausurado el 37 Congreso del PSOE con un discurso ahormado por "los valores" como guía de todas su políticas, lo que no fue impedimento para una dosis de marketing político made in USA al envolverlo en el lazo de un eslogan: "Somos la España que confía en sí misma".

Los valores los identificó el líder socialista como ingrediente imprescindible lo mismo del "ensanchamiento de derechos" que del reconocimiento de la pluralidad lingüística de España o de la forma de afrontar la crisis económica, a la que dedicó parte sustancial de su intervención.

"No es verdad que la economía no sea de derechas ni de izquierdas, como el otro día decía Rajoy. Siempre que se dice esto, lo dice, primero, alguien de derechas y, segundo, alguien que no tiene el coraje suficiente para defender públicamente sus propuestas, como el actual líder de la oposición", sostuvo Zapatero.

No se salió de su propio guión y no sorprendió al auditorio utilizando el término "crisis", que sólo aplicó al sector de la construcción, al igual que el miércoles en el Congreso de los Diputados.

El poder de la confianza

"¿Alguien puede pretender que el presidente del Gobierno de España exprese menos confianza en la capacidad y en el futuro de nuestra economía que quienes vienen de fuera a invertir aquí?", argumentó poniendo sobre la mesa el dato de que en los primeros meses del año la inversión extranjera ha crecido más del 50% - más de 16.000 millones- respecto de igual periodo del año anterior.

El presidente rechazó de plano la acusación de que "no reconocemos la magnitud de las dificultades económicas", para cargar a continuación contra quienes "se regodean en las dificultades" por "fatalismo histórico" o porque "confían en que las cosas se tuerzan para llegar al poder".

"Preocupación, sí; y capacidad de respuesta, sí", defendió. Y también -los valores- atención preferente a "las personas más vulnerables", porque "ellos son los que dan sentido primordial a nuestra acción política".

Lenguas e inmigración

Los valores ocuparon asimismo lugar preeminente en su discurso sobre la diversidad nacional: "La España que existe como la conocemos desde hace cientos y cientos de años es la que habla en una lengua y en varias. Quien os quiere excluir, excluye a media España". Por eso, concluyó: "No estará en condiciones de gobernar España quien no entienda esta realidad diversa".

Y los valores también como guía para afrontar el fenómeno de la inmigración: "Frente a quienes alientan la inmigración ilegal con una mano y la xenofobia con la otra, los socialistas defendemos el control legal de la inmigración con una mano y la plena integración con la otra".

La Fundación Ideas

Zapatero subrayó que el cambio que abandera es "la transformación de la sociedad para que los valores prevalezcan sobre el poder y el dinero", y su fuerza motriz "las ideas".

Fundación Ideas será, precisamente, el nombre del think tank que dirigirá Jesús Caldera, un acrónimo que recoge cinco principios de actuación: igualdad, derechos, ecología, acción y solidaridad.

Si las ideas son la fuerza, el motor están siendo, según ensalzó, las mujeres y los jóvenes, por su capacidad de empuje y de "remover la tranquilidad de estar en el Gobierno".

Y, como factor de equilibrio, "los más veteranos", los de la generación que, con Felipe González a la cabeza, sacaron a España del ostracismo y hasta del analfabetismo, no hace aún tantos años.