Archivo de Público
Domingo, 6 de Julio de 2008

Zapatero dice no ver una crisis en la construcción europea tras eñ rechazo irlandés

EFE ·06/07/2008 - 10:21h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante una declaración ante los medios de comunicación en el Palacio de la Moncloa, en la que felicitó al presidente colombiano, Alvaro Uribe, por la liberación de Ingrid Betancourt.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, no cree que el rechazo al Tratado de Lisboa expresado por los irlandeses en referéndum refleje una crisis en la construcción de la Unión Europea (UE).

En una entrevista publicada hoy por el periódico ateniense "To Vima", con motivo de su prevista visita oficial a Grecia del 9 al 10 de julio, Zapatero señaló que Europa "debe hablar con una voz... y asumir un papel líder para afrontar los grandes retos de la época, como la energía, el cambio climático, la inmigración ilegal, los derechos humanos, el hambre y la discriminación".

Esos asuntos están incluidos en la agenda de las reuniones que mantendrá en Atenas con el presidente heleno, Carolos Papulias; el primer ministro, Costas Caramanlis, y el líder del Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) y presidente de la Internacional Socialista (IS), Georgos Papandreu.

Respecto al Tratado de Lisboa, el presidente del Gobierno español recordó que se esperan propuestas de Irlanda tras el rechazo expresado por la mayoría de los irlandeses a la ratificación del documento, que establece las modificaciones constitucionales para la nueva Europa de los 27.

Zapatero se mostró confiado en que la reunión del Consejo Europeo del 15 de octubre pueda "asumir decisiones correctas" en ese asunto.

"No creo que (el 'no' irlandés) se trate de una crisis en la construcción europea", dijo.

Por otra parte, afirmó que la prioridad de su Gobierno es "hacer frente a las dificultades económicas que vivimos como consecuencia del aumento del precio del petróleo y de otras materias primas, el aumento de los tipos de interés y, en especial en España, el equilibrio en el sector de la construcción...".

Manifestó su apoyo a la Unión por el Mediterráneo impulsada por el presidente francés, Nikolas Sarkozy, que considera como "una nueva fase ambiciosa de la Cooperación Euromediterránea".

Para el presidente del Gobierno español, "los lazos transatlánticos en el actual ámbito geopolítico son indispensables" porque Estados Unidos "es la mayor fuerza militar y económica en el mundo".

Además, se mostró convencido de que Europa comparte con EEUU "valores comunes que deben ser impulsados", algo que "España intentará lograr durante su presidencia (de la UE), el primer semestre de 2010".

Una vez que "Europa le dé a Washington el papel que le corresponde, podrán cooperar en muchos asuntos de interés común", añadió.

En cuanto a la disputa entre Grecia y Macedonia sobre el nombre de esa república ex yugoslava, Zapatero manifestó el apoyo de España a "una solución sostenible por medio de negociaciones en el marco de la ONU".