Archivo de Público
Domingo, 6 de Julio de 2008

30 años de lucha de las mujeres hacia su libertad

El PSOE celebra las conquistas por la igualdad desde la democracia

JUANMA ROMERO ·06/07/2008 - 00:02h

El calor se esforzaba por hendir en la malla de cristal que rodea el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. No eran ni las diez y media de la mañana y el sol se esforzaba por penetrar en el ágora. Asfixiar a las más de 50 mujeres –pocos hombres– que se habían congregado para escuchar una historia. El sol les hizo sudar, sacar de sus bolsos los abanicos, agitarlos casi como un resorte.

Pero en todo caso tuvo que rivalizar con el calor intenso, emotivo, que supuraba esa plaza pública. Porque la historia que iban a escuchar era un relato de su propia biografía como mujeres. Allí se presentaba un libro. Socialismo e igualdad de género. Un camino común. 30º aniversario de la Secretaría de Igualdad (Fundación Pablo Iglesias), de la historiadora de la Universidad Complutense Rosa Capel. La monografía sirvió de excusa para reandar la conquista femenina.

Empezó María Teresa Fernández de la Vega. La vicepresidenta quiso reservarse al principio y al final sus dos titulares. Uno, que la Fiscalía recurrirá la “inaceptable” decisión de la Audiencia de Barcelona de desvelar las identidades de las que mujeres que presuntamente abortaron en las clínicas del doctor Morín. Dos, que se impulsaría una ley de plazos del aborto. Pero entre ambos anuncios tejió un vehemente discurso muy aplaudido por las mujeres socialistas. “Yo estoy aquí gracias a la lucha de las mujeres, también de los hombres, pero fundamentalmente por la historia de las que lucharon para que las mujeres llegaran la poder. Antes que yo, muchas valían pero no pudieron. Hay que seguir trabajando, no bajar la guardia. Cuando seamos un avance en masa, éste será irreversible”.

El PP, dijo, no se cree la igualdad. Adopta apenas “una pose”. “Se escuda en los mismos prejuicios que hace 20 años: la que vale, vale, y la que no, no. Me produce una enorme tristeza e indignación. ¡Cuánta injusticia contiene esa frase! ¡Cuántas mujeres se han perdido, cuántas han sufrido aislamiento, cuánto talento tirado! ¡Qué desperdicio!”.

De las cuotas a la paridad

De la Vega miraba cómplice a su ministra, Bibiana Aído, y también a las mujeres que desde la Transición se han ocupado en el partido de los temas de Igualdad. Enfatizó lo “largo, difícil, duro” del camino hasta hoy, las “resistencias” que se han tenido que vencer. “¿Os acordáis de la brutal campaña de la derecha contra el aborto?”, dijo primero. “¿Y aquella de ‘lo personal es político’?”.

Las mujeres aplaudieron. Pasaban como un rayo 30 años de imágenes. Maribel Montaño, la ya secretaria saliente de Igualdad, comenzó a hilvanar el relato. En 1976, Helga Soto (ya desaparecida) se encarga del grupo Mujer y Socialismo, al frente del cual le sucede Carmen Mestre. Y a ella, Matilde Fernández, en una cartera con mayor rango, la Secretaría Ejecutiva de Participación de la Mujer.

“La lucha por la igualdad de la mujer es la gran revolución del siglo XX, y del siglo XXI”, relató la ex ministra. Ella, con Carmen Romero, la mujer de Felipe González, asentó las bases del siguiente salto: la adopción de una cuota del 25% de mujeres en las listas electorales. Son los años de Dolors Renau.

En 1990 Pepa Pardo conseguiría una secretaría federal (con más peso en la dirección), la de Mujer, que pervive hasta hoy. Luego Carmen Hermosín, Clementina Díez de Baldeón, Micaela Navarro. Con Montaño en la ejecutiva se aprobó la Ley de Igualdad, el último paso. “El PSOE ha sido una punta de lanza para hacernos más libres y más iguales”, remachó Hermosín. “Está escrito en nuestro ADN”, cerró Montaño.

"Ha sido un acto precioso. Trini Fuentes, presidenta de Mujeres Progresistas de Murcia, y Fina Alegría, su vicepresidenta, elogiaban en la comida la actitud “valiente del PSOE”. “Nos ha recordado nuestra historia, y ésa no queda tan lejos. Es ayer”.

Noticias Relacionadas