Archivo de Público
Sábado, 5 de Julio de 2008

La formación, una asignatura pendiente

Reciclarse profesionalmente a través de la formación es clave para cualquier colectivo

ANA MUGUERZA ·05/07/2008 - 22:50h

No se puede decir que los trabajadores autónomos tengan aprobada esta asignatura. Sólo un 2% de los trabajadores por cuenta propia -unos 60.000 de los 3,3 millones de que hay registrados actualmente en España- recibió durante el año pasado algún curso de formación continua, según datos facilitados por la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA).

Estos cursos los imparte en nuestro país la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo (antiguo Forcem) a través de contratos programa firmados con las organizaciones de autónomos y los sindicatos.

Y no es que los trabajadores por cuenta propia no quieran formarse. El problema, según las asociaciones del sector, es que los recursos destinados a formación continua siguen siendo muy escasos. Según ATA, sólo el 2,6% de los fondos que gestiona la Fundación Tripartita para la formación de los trabajadores va a parar a los autónomos, que, en cambio, representan el 20% del tejido productivo en España.

El año pasado, la Fundación destinó a la formación de este colectivo, a nivel nacional y a través de las comunidades autónomas, unos 18 millones de euros.

"Los trabajadores autónomos sienten la necesidad de formarse, están sensibilizados con este asunto, pero hay más demanda de cursos que oferta, no hay plazas suficientes, por lo que es necesario aumentar los recursos para la formación de autónomos", asegura José Luis Perea, coordinador de formación de ATA.

Nada hasta 2004

La Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, el organismo estatal que coordina las políticas en materia de formación profesional, empezó a destinar fondos específicos para los trabajadores autónomos a partir de 2004, ya que a hasta esa fecha los planes de formación estaban destinados exclusivamente a los trabajadores por cuenta ajena. En esta entidad están representados el Gobierno, la patronal y los sindicatos.

Las organizaciones de autónomos también quieren tener voz y voto, y reclaman participar directamente en los órganos de decisión y control de la Fundación: "La formación de autónomos tiene unas peculiaridades que no se tienen en cuenta, y nosotros somos los que mejor conocemos las necesidades formativas de nuestros asociados", explica Perea.

En España, además de los cursos de formación continua, existen otras acciones formativas como el Plan Avanza, puesto en marcha por el Ministerio de Industria para preparar a los trabajadores en el uso de las nuevas tecnologías, o los Planes de Prevención de Riesgos Laborales, que coordina el Ministerio de Trabajo.Dentro de la formación continua, los cursos más demandados actualmente son los de informática y gestión empresarial.

Cursos para todos

El perfil del trabajador por cuenta propia que recibe estos cursos es el de un trabajador/a joven (menor de 35 años), que trabaja en el sector servicios. La mayoría de los autónomos no dispone de mucho tiempo para acudir a clase, así que existe la posibilidad de apuntarse a cursos semipresenciales, donde la asistencia representa sólo un 25% de las horas totales. Otras modalidades son la formación a distancia o los cursos ‘online’, que permiten la teleformación por Internet.

Si esta interesado en conocer la oferta formativa encontrará información útil en: www.autónomos-ata.com, www.fundaciontripartita.org, o www.planavanza.es. Además, puede dirigirse a la consejería de empleo o el servicio público de empleo de su comunidad autónoma.